Entradas

Imagen
A Él se le dio “el señorío, la gloria y el imperio, y todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieron y su dominio es dominio eterno, que no acabará, y su imperio es imperio que nunca desaparecerá” (Dan 7,14). Y el Padre “lo exaltó y le otorgó un Nombre sobre todo Nombre, de modo que, al Nombre de Jesús, se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y en el abismo y toda lengua confiese que Jesucristo es Señor para gloria de Dios Padre” (Fil 2,9-11). Si lo viéramos en todo su poder divino, como los apóstoles el día de la transfiguración, sentiríamos miedo ante la grandeza de su divinidad. S. Juan en el Apocalipsis nos cuenta que “así que lo vi caí a sus pies como muerto; pero Él puso su diestra sobre mí y me dijo: No temas, yo soy el primero y el último, el viviente que fui muerto y ahora vivo por los siglos de los siglos y tengo las llaves de la muerte y del infierno” (1,17-18). Y, sin embargo, a pesar de su inmensidad y majestad divina, no quiere que le tengamos miedo. Y se ha

13 de abril de 2024

Imagen
CICERÓN compuso todo un libro “Sobre la inmortalidad del alma”. Y en otra de sus obras escribió esta profunda observación psicológica: “ La prueba más grande de que la misma naturaleza reconoce tácitamente la inmortalidad, es que todos se preocupan muchísimo de lo que habrá después de la muerte... ¿Qué debieron de pensar todos aquellos grandes hombres que murieron por la patria? ¿Acaso pensaron que al perder su vida terrena también se perdería su nombre para siempre? Sin la gran esperanza de que más allá de la muerte perdura la vida, ninguno de ellos hubiese ido a la muerte por su patria. En el alma está arraigado —no sé cómo— el presentimiento de los siglos venideros, sobre todo en las personas de espíritu profundo. Si quitásemos este presentimiento, ¿quién sería tan necio que quisiera vivir permanentemente en medio de fatigas y peligros? Si por una parte el sentir general es la voz de la naturaleza, y por otra parte todos concuerdan en afirmar que hay algo que perdura en los que deja

12 de abril de 2024

Imagen
Una vez un niño se fue delante del sagrario con toda su inocencia y le ofreció a Jesús una flor, que acababa de recoger de su jardín. Y Jesús se sintió emocionado por ese gesto de cariño. Y le dijo: - Déjame todo. El niño se extrañó de escuchar la voz de Jesús, pero Jesús le volvió a insistir: - Déjame todo. El niño no sabía qué dejar, porque no tenía más que la ropa puesta. Entonces el niño preguntó: - Señor, ¿qué quieres que te deje? - Quiero que me des todo tu corazón.  El niño se emocionó y le dijo que se lo daba, porque quería hacerlo siempre feliz. Y ese niño llegó a ser sacerdote para darle de verdad todo su corazón, pues Jesús no quiere sólo flores y besos o cosas materiales, quiere sobre todo nuestro corazón, es decir, todo nuestro amor. Existe una imagen mariana del siglo VI, procedente de Rusia: María está erguida en un mar de rayos; y en su pecho, en el sitio de su corazón, se dibuja Cristo, como sol, como hostia rodeada de haces de luz. ¿Qué es lo que quiere expresar? Que

11 de abril de 2024

Imagen
Con cuánta verdad escribió el célebre físico Rober Mayer: “ La fe en la vida eterna del alma fue lo que de verdad me consoló cuando tuve la mano fría de mi madre moribunda entre las mías. ” Realmente, la gran sabiduría de la vida es ésta: mirarla desde el punto de vista de la muerte, y mirar la muerte a la luz de la vida eterna. Así, se transforma la muerte en la gran niveladora y la gran orientadora de la vida. Al triste y adolorido le dice: ¡Ten paciencia, ya no durará mucho! Al superficial y frívolo le dice: ¡Cuidado, todo se acaba muy pronto! Al engreído: ¡Espera, espera un poco, ya verás qué será de ti! Y al que lucha con tesón haciendo el bien: ¡Persevera, que al final alcanzarás tu galardón! De esta fe hablan aquellas tumbas de los hombres prehistóricos que con tanto cariño preparaban. El cadáver no era para el hombre prehistórico una cosa despreciable y repugnante, que rápidamente se abandona a la vera del camino; sino que siempre fue objeto de una piadosa solicitud. Aunque no

10 de abril de 2024

Imagen
¡Qué alegría ser seguidor de Jesús! Él es “el más bello de los hijos de los hombres” (Sal 45,3). Según la sábana santa de Turín, medía 1,83 m de estatura, musculoso, con rasgos claramente semitas, cabello abundante, que le caía sobre la espalda, con raya al medio, barba corta, ojos grandes y nariz más bien larga y aguileña. Ciertamente que es la belleza personificada y “en sus labios se derrama la gracia” (Sal 45,3). Por ello, podemos decir que es hermoso, infinitamente hermoso, más que el sol, cuando brilla en todo su esplendor (Cf Ap 1,16). Con su porte sencillo, que inspira confianza y, a la vez, majestuoso. Con una voz poderosa y, a la vez, melodiosa, que infunde terror a los fariseos, pero que atrae a los humildes. Con una sonrisa que cautiva a los niños, que irradia ternura a los enfermos, compasión a los pecadores y para todos un inmenso amor.  Así es nuestro Jesús, que nos espera en la Eucaristía. En cada hostia consagrada está realmente presente. Por eso, la Eucaristía es el s

9 de abril de 2024

Imagen
Jesús te conoce por tu nombre y apellidos y te ama tal como eres. No necesitas cambiar para que te ame. Por eso, si nadie te quiere, si todos te rechazan, si eres demasiado anciano o enfermo o pobre o ignorante o pecador... Él te ama y te dice: “Hijo mío, tus pecados te son perdonados” (Mc 2,5). “No tengas miedo, porque tú eres a mis ojos de gran precio, de gran estima y yo te amo mucho” (Is 43,4-5). Él vino a sanar a los enfermos, a perdonar a los pecadores, a dar libertad a los oprimidos, a dar amor y paz a los que tienen destrozado el corazón (Cf Lc 4,18; Is 61,1). Por eso, en este momento, respira hondo y sonríe: Jesús te ama. Tu vida está llena de sentido, vale la pena vivir y morir por El. Vale la pena apostarlo todo por El, que espera tanto de ti y cuenta contigo para la gran tarea de la salvación de tus hermanos. Jesús te abre sus brazos con su infinito amor y te dice: Ven a Mí, si estás agobiado y sobrecargado; Yo te aliviaré y daré descanso a tu alma (Cf Mt 11,28). “No tengas

8 de abril de 2024

Imagen
Nuestro Amigo Jesús es el amigo que nunca falla. El amigo, especialmente, de los pobres y necesitados, de los enfermos y de los despreciados, en una palabra, de todos los que buscan un consuelo y una razón para vivir. El aprendió en carne propia a sufrir por la incomprensión de los poderosos. Siendo niño tuvo que huir de su país. Más tarde, fue perseguido y encarcelado. Hasta lo consideraron como un blasfemo y profanador del sábado y de las leyes judías establecidas. Algunos lo querían de verdad y lo aclamaban como al Mesías, pero cuatro días antes de su muerte todos lo abandonaron, hasta sus más íntimos amigos. Y se quedó solo ante la cruz. Solamente su madre y el discípulo amado y algunas pocas mujeres lo acompañaron hasta el final. Sin embargo, después de veinte siglos, cada año hay miles y miles de hombres y mujeres que lo dejan todo, familia, patria, bienes... para seguirle sin condiciones, como aquellos sus doce primeros amigos. Él nos enseñó con su vida la más grande y hermosa