10 de Febrero de 2018. Sábado.

 Imagen de encrucijadablog.files.wordpress.com
En un oratorio de salesianos, en España, el sacristán observó que un alumno externo un día y otro se quedaba rezagado, esperando que todos hubieran salido; entonces se dirigía presurosamente a un cepillo y ponía algo dentro. Por fin el sacristán contó el caso al director del instituto. Éste llamó al niño.
- Oye, ¿qué haces tú cada mañana junto al cepillo? Creo que es el destinado a las misiones.
- ¡Señor director! -contestó el niño con una sonrisa-, pongo el dinero que me dan mis padres para la merienda.
- Pero, ¿no tienes hambre?
- Sí, siento un poquitín, pero no quiero pensar en ello, y con facilidad lo olvido al jugar.

- ¿Es usted así de generoso con los necesitados?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?