Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2019

31 de mayo de 2019 Presencia unificadora.

Imagen
El Maestro de Zen, Doc The, redactó un pequeño manual titulado Prácticas esenciales para cada día. Inculca la importancia de estar «siempre conscientes» en todas nuestras actividades ordinarias. ¿Eres consciente de tu andar, de tu calzarte, de tu vestirte? El Maestro Doc The compuso unos versos cortos para ayudarte a ser consciente mientras realizas cualquier actividad. Por ejemplo, al vestirte:
Mientras me abrocho la chaqueta, espero que todos tengan caliente el corazón y no dejen desatada su vida.
Rezad unos por otros... Mucho puede la oración solícita del justo. Santiago 5, 16
Cada pensamiento, cada acción se hace sagrada,
a la luz de la consciencia.
Para esta luz no hay fronteras
entre lo sagrado y lo profano...
Si soy incapaz de lavar los platos alegremente,
si quiero terminarlos cuanto antes
para ir a tomarme una taza de té,
también seré incapaz de tomarme el té alegremente;
con la taza en la mano, estaré pensando
en lo que voy a hacer a continuación;
y se perderán:
la fraganci…

30 de mayo de 2019 El poder de un abrazo.

Imagen
Un abrazo es la distancia más corta entre la felicidad y la infelicidad.
Un abrazo rompe el miedo y la soledad.
Un abrazo son millones de palabras, calladas.
Un abrazo no entiende de sexos.
Un abrazo es la mejor terapia.
Un abrazo nos une a la Naturaleza.
Un abrazo es signo de amistad.
Un abrazo es un encuentro o una despedida.
Un abrazo es una música compartida en silencio.
Un abrazo transporta a otra realidad.
Un abrazo reconforta.
Un abrazo es esperanza.
Un abrazo es todo el valor de una vida resumido en un gesto.
Un abrazo es la excusa para cerrar los ojos y abrir el corazón.
Un abrazo relaja.
Un abrazo rompe distancias.
Un abrazo ayuda a crecer.
Un abrazo ilumina cualquier atardecer.
Un abrazo seca lágrimas de tristeza.
Un abrazo desarma.
¡Pero hay aquel abrazo que los une todos porque es solo amor, de verdad! ¡Es aquel abrazo que libera tu Alma, compartiéndola y nos hace volar!
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) …

29 de mayo de 2019 Hallarle en nuestras ocupaciones.

Imagen
No sé cómo decirlo, pero siento que estamos donde Dios quiere que estemos; que nací para estar donde ahora estoy, que vine al mundo para hacer lo que hago. De no ser así, Dios me hubiera hecho diferente, más grande o más pequeño.
El Dios que sabe todo lo que existe es que me quiere aquí donde me ha puesto. A veces se me ocurre, al ver lo que hago, que podría haber hecho algo más grande. Pero, si reflexiono, me convenzo de que me ha puesto Dios donde él quería. Y cumplo mi tarea, convencido de cumplir lo que Dios me ha encomendado. Ahora sé que cumplir estas tareas es la razón por la que yo he nacido.
Somos colaboradores de Dios. 1 Corintios 3, 9
¿Hasta qué punto te convences de estar donde Dios quiere y de hacer lo que Dios quiere? ¿Crees que Dios está presente en tus quehaceres?
Pero podría añadir con mayor satisfacción:
«He descubierto mucho más de lo que he inventado. Este ha sido para mí un inesperado encuentro con Dios». Si, en el pasado, la naturaleza fue la intermediaria entre …

28 de mayo de 2019 Saborear a Dios.

Imagen
Estaban dos amigos tomando unas tazas de té en una cafetería, cuando uno de ellos tomó un sorbo, chasqueó sus labios y exclamó:
—Amigo, ¡la vida es como una taza de té!
El otro le miró en silencio. Después dirigió la vista a su propia taza, y dijo:
—¿Por qué? ¿Por qué dices que la vida es como una taza de té?
—¿Cómo podría saberlo? -replicó-. ¡No soy un filósofo!
¡Qué inapreciable es tu lealtad, oh Dios!... Nos das a beber del torrente de tus delicias; porque en ti está la fuente viva y a tu luz vemos la luz. Salmo 36, 7-9
Las «cosas ordinarias» de la vida, ¿te recuerdan su presencia? Precisa las cosas y las personas que te ayudan a ponerte fácilmente en contacto con Dios.

Vino a mí y me tomó de la mano para llevarme ante un rosal.  No me dijo qué quería, pero me dio una rosa.
No le pedí que me revelara su misterio.
Me bastó con el aroma celestial de la rosa, y con poder ver Su propio rostro.
Ralph Hodgson
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Sa…

27 de mayo de 2019 Hallarle en su Palabra.

Imagen
El novelista ruso, Fedor Dostoievski, era joven cuando Rusia condenaba a la gente a las prisiones de Siberia. Resultó estar implicado en un complot contra el gobierno, por lo que fue arrestado y llevado ante el pelotón de fusilamiento. Sin embargo, en el último momento, el zar le perdonó la vida y lo condenó a cuatro años de prisión en Siberia.
Ante la puerta de la prisión se encontró con las esposas de los deportados, una de las cuales puso en sus manos un libro y le susurró que lo leyera cuidadosamente. Al entrar en su celda, descubrió que era una Biblia. Hojeó sus páginas y, entre ellas, descubrió un billete de 25 rublos. Esto le procuraría algún alivio.
Pero Dostoievski descubrió más que dinero. Al ser la Biblia el único libro que tenía, descubrió a Dios. Todos los libros que después escribió están llenos de la Buena Nueva.
La palabra que sale de mi boca no regresa a mí vacía. Isaías 55, 11
¿Hay algunas citas que te hayan inspirado especialmente durante diferentes épocas o situac…

26 de mayo de 2019 Hallarle dentro de nosotros.

Imagen
«Tomé la lámpara y, dejando la zona de mis ocupaciones y mis relaciones diarias, donde todo parece estar claro, me introduje en lo más profundo de mí, en ese abismo del que siento que emana todo mi poder de actuar. Pero, según me alejaba, más y más, de las certezas convencionales que iluminan superficialmente la vida social, me daba cuenta de que iba perdiendo contacto conmigo mismo. A cada paso que bajaba, se revelaba dentro de mí una persona nueva de cuyo nombre no estaba seguro y que ya no me obedecía. Y, cuando tuve que detener mi exploración porque el camino desaparecía bajo mis pasos, encontré a mis pies un abismo sin fondo del que fluía —sin saber dónde manaba— la corriente a la que me atrevo a llamar: mi vida» Teilhard de Chardin.
He venido para que tengáis vida; y la tengáis en abundancia. Juan 10, 10
Enfoca, en tu corazón —el centro de tu ser—, el «tesoro» de tu amor. Es el mayor don que Dios te ha hecho. Pon tu mano sobre tu corazón. Siente sus latidos, siente que la «vida…

25 de mayo de 2019 Hallar a Dios en todo.

Imagen
Hemos de convencernos de que un ser creador, nos guste o no, habita dentro de nosotros, y que tenemos que dejarle hacer; de lo contrario, no tendremos paz. Mary Richards
El Espíritu Creador sigue siempre vivo y activo en nosotros: aliviando, edificando, enriqueciendo. El Espíritu puede cambiar los corazones pétreos más duros y transformarlos en corazones de carne. El Espíritu puede "reparar" los corazones destrozados. El Espíritu puede reunir los corazones en una fructífera unidad.
Entre hombre y hombre hay un abismo infinito que sólo Dios puede llenar (Tagore).
Nuestro cometido de co-creadores es construir la creación, nosotros incluidos. Hemos de colaborar a establecer la paz, la justicia y la libertad, de forma que Dios pueda reinar, como soberano, en todos los corazones.
El místico, no sólo experimenta la majestad divina dentro de sí, sino que se halla él mismo inmerso en la presencia divina que le rodea por fuera.
Se siente como una esponja en el mar (Thomas Dubay, S.M…

24 de mayo de 2019 Pagarle a Dios nuestra deuda.

Imagen
Un profesor, ya próximo a su jubilación, quiso comenzar el día lo mismo que lo había venido haciendo desde tiempo inmemorial. Se levantó temprano, acudió a la ventana, aspiró una bocanada de puro aire fresco, admiró el paisaje que brillaba a la luz del sol naciente, y exclamó: «Bien; Dios ya ha realizado su parte; ahora me toca a mí».
Dicho esto, se halló dispuesto a enfrentarse alegremente a todas las aventuras que le pudiera traer el nuevo día, confiando que Dios seguiría estando con él, en todo momento y en todas las cosas.
De él, por él, para él existe todo. A él la gloria por los siglos. Amén. Romanos 11, 36

Acostúmbrate, poco a poco, a orar
durante todas tus ocupaciones diarias.
Habla, muévete, trabaja en paz,
como si estuvieras en oración.
Hazlo todo sin afanes,
dejándote mover por la gracia.
En cuanto adviertas que te turba
tu natural impetuosidad,
retírate despacio a tu interior,
donde está el Reino de Dios.
Escucha los impulsos de la gracia,
y no digas ni hagas más
que lo que el Espírit…

23 de mayo de 2019 Nuestra unidad “universal”.

Imagen
Cuando miramos una silla, vemos la madera, pero ya no vemos el árbol, el bosque, el carpintero o nuestra propia mente. Pero cuando meditamos sobre ella, podemos ver el universo entero en todo su entramado de relaciones interdependientes con la silla. La presencia de la madera nos va revelando la presencia del árbol...
Los que meditan pueden ver la unidad en la multiplicidad, y la multiplicidad en la unidad. Aun antes de ver la silla, pueden sentir su presencia en el corazón de la realidad viviente. La silla no es algo separado. Existe sólo en sus relaciones interdependientes con todo el resto del universo. Existe porque todas las demás cosas existen. Si no existe, entonces tampoco todas las demás cosas existen.
Cada vez que usamos la palabra «silla» o formamos en nuestra mente el concepto «silla», la realidad se parte por la mitad. Está la «silla» y está todo lo demás que es «no-silla». Esta manera de separar es violenta y absurda. Funciona así la espada de la conceptualización, porq…

22 de mayo de 2019 El poder interior.

Imagen
Aquí yacen, aquí puedo tomarlas, como si fueran un montón de arena, como ceniza pálida y oscura, praderas y jardines en mis manos. En este polvo sueñan muchas flores. En este grano yace una camelia que beberá en las aguas de un arroyo.
De este polvo saldrán las azucenas aquí encerradas cual si fueran muertas. De estos granos saldrá un millón de rosas. Puedo soplar un parque con mi aliento, mientras un bosque duerme entre mis manos. La Tienda de las Semillas
El que provee de semilla al sembrador y de pan para comer, proveerá y multiplicará vuestra semilla y hará crecer la cosecha de vuestra limosna. 2 Corintios 9, 10
Recuerda que el Reino de Dios es como una siembra de semillas: Marcos 4, 26-29. ¿Cuál es tu intervención?
Toma, uno por uno, los pequeños talentos que posees. Deposítalos suavemente en la «tierra» de tu corazón. Mira cómo crecen: al principio, despacio, pero después se extienden y dan mucho fruto, con la gracia de Dios.
La gente habla del amor 
como si fuera algo que puedes…

21 de mayo de 2019 Ser testigos del amor.

Imagen
En cierta ocasión, San Francisco de Asís invitó a un fraile joven a que le acompañara a la ciudad, para predicar. Se pusieron en camino y anduvieron por las principales calles de la ciudad. Varias personas se volvían hacia ellos para saludarles amistosamente. Devolvían el saludo con una inclinación, una sonrisa o unas palabras amables. De vez en cuando, se detenían para acariciar a un niño o para hablar con alguien. Durante todo el paseo, San Francisco y el fraile mantenían entre ellos una animada conversación. Después de haber callejeado durante un buen rato, el fraile joven pareció inquieto y le preguntó a San Francisco dónde y cuándo iban a comenzar su predicación.
—Hemos estado predicando desde que atravesamos las puertas del convento –le replicó el santo–. ¿No has visto cómo la gente observaba nuestra alegría y se sentía consolada con nuestros saludos y sonrisas? ¿No han advertido lo alegres que conversábamos entre nosotros, durante todo el camino? Si estos no son unos pequeños …

20 de mayo de 2019 El amor en la vida diaria.

Imagen
Estaba quitando el polvo a la habitación cuando descubrí a Dios.
Lo había buscado antes, muchas veces, arriba y abajo, en la alcoba de mi señora...  pero nunca donde lo encontré, ¡el último sitio en que se me habría ocurrido mirar!
¡Y no pienses que te voy a decir en seguida dónde lo encontré!
Después de todo, a mí me costó cuarenta años; ¿por qué te lo iba a poner a ti tan fácil?
Puedes muy bien esperar un par de líneas más, por lo menos.
Bueno, ¿dónde estaba yo? Ah, sí. En la alcoba, tratando de descubrir a Dios.
Pues bien, ¿dónde crees tú que estaba? Te apuesto a que nunca lo sospecharías.
¡Estaba aquí, dentro de mí, todo el tiempo!...
Realmente, tiene gracia.
Parece que no encaja con mis quehaceres domésticos que yo vaya de aquí para allá con Dios dentro de mí. Brenda Rogers
En él vivimos, nos movemos y existimos. Hechos 17, 28
¿Cuándo has encontrado a Dios?
¿Se te ha mostrado? ¿Cómo? 
¿Tienes un cuerpo?
¡No te sientes bajo el porche!
Sal y camina bajo la lluvia. Kabir
Julián Escobar.


19 de mayo de 2019 El torrente del amor. Domingo (V Pascua) 19 mayo.

Imagen
Un discípulo recién iniciado se acercó al gran Maestro junto a la orilla del río, y le pidió que le enseñara cómo «entrar por el Camino».
—¿Oyes el fluir del río? –le preguntó el maestro.
El discípulo inclinó su cabeza, mantuvo un profundo silencio durante un rato, y después replicó:
—Sí, maestro, lo oigo.
—Ese es el camino para entrar –le indicó el maestro.
Un momento de conciencia profunda nos pone en el camino que lleva al corazón del silencio, hacia Dios. «Dios es un gran río subterráneo». Y tú nadas en él. Una persona iluminada es como «un árbol plantado junto al agua, arraigado junto a la corriente; cuando llegue el bochorno no temerá, su follaje seguirá verde, en año de sequía no se asusta, no deja de dar fruto (Jeremías 17, 8).
Escucha a Jesús que te dice: «Quien beba del agua que yo le daré no tendrá sed jamás, pues el agua que le daré se convertirá dentro de él en manantial que brota dando vida eterna» (Juan 4, 14).
Detente un rato y profundiza en tu corazón. Busca la fuent…

18 de mayo de 2019 El cálido resplandor del amor.

Imagen
«Jesús le dijo: “Hace tanto tiempo que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? ».
Hay una anécdota acerca del padre de una de las grandes poetisas americanas, Emily Dickinson. Cierta tarde, a la hora de la cena, comenzó la campana a tocar a fuego. La gente salió corriendo de sus casas, muchos de ellos llevando aún en sus manos los cubiertos de la cena, y mirando en torno para ver dónde estaba el fuego.
Junto a la campana estaba el señor Dickinson. Vio que era un bellísimo atardecer y no quiso que sus vecinos se lo perdieran. Y tocó a fuego para que ellos lo contemplaran antes de que fuera demasiado tarde.
La mayor parte regresaron a sus casas meneando SUS cabezas y diciendo: «Este Dickinson está más loco que un cencerro».
Toda dádiva buena y todo don perfecto baja del cielo, del Padre de los astros. Santiago 1, 17
Imagina qué pasaría si un día no saliera el sol. ¿Y si no hubiera sol?
Reflexiona sobre la bondad y presencia de Dios en el don que nos hace del sol. «El Señor pone e…

17 de mayo de 2019 Generosidad de los Pobres.

Imagen
«No se turbe vuestro corazón,
creed en Dios y creed también en mí».
Hay un bello relato en el que el profeta Elías es enviado por Dios a una pobre viuda de Sarepta. La viuda le dio al profeta todo lo que le quedaba de sus pocas provisiones, y fue bendecida con un cuenco de harina que nunca se vaciaba y una aceitera que nunca se agotaba (1 Reyes 17). Nosotros somos «vasos de arcilla», y la arcilla húmeda puede ser remodelada por Dios en cualquier momento. Dios derrama constantemente su amor sobre nuestros corazones (Romanos 5, 5) y los llena hasta rebosar.
Esta semana meditaremos sobre los dones de Dios, dentro y en torno a nosotros, haciéndonos más conscientes del Creador que está presente en ellos, dándosenos constantemente, hasta llenarnos con su amor.
Pide la gracia de sentir íntimamente que tu vida es un don, y de ver toda la realidad creada corno un don de Dios para ti. Pide devolver a Dios, con gratitud, estos mismos dones transformados en amor y servicio a los demás.
Señor, tú …

16 de mayo de 2019 Contemplativos en acción

Imagen
«...el que recibe al que yo envié me recibe a mí…».
«Cuando era niño —recordaba Stephen Kovalski—, en mis paseos por el campo me divertía cortando los tallos de las flores con un palo. Más tarde, cuando iba al colegio, me gustaba coger una flor y ponerla en mi mesa. Luego, pensé que las flores eran bellas precisamente allí donde crecían, y dejé de cortarlas, para admirarlas en su lugar natural» (Dominique Lapierre en La ciudad de la alegría).
Has experimentado un crecimiento en tu actitud hacia Dios, durante el curso de este programa. Sabes que la Creación es un don de Dios y que, de una manera muy real, Dios está presente en este don suyo. Todos los regalos auténticos que recibimos de parte de los que nos aman, contienen, de alguna manera, su presencia. Pero Dios no está meramente presente en sus dones, está, activo, conservándolos para nosotros. Se nos está dando constantemente y, a través de nosotros, está construyendo el Reino de Cristo.
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer).…

15 de mayo de 2019 El amor es libertad.

Imagen
«... Yo he venido al mundo como luz, así, el que cree en mí no quedará en tinieblas…».
Máximo Gorki nos relata, en su autobiografía, que cuando tenía sólo once años lo lanzaron al mundo para que se abriera paso por sí mismo. La sociedad rusa de aquellos tiempos estaba llena de violencia, miseria y pobreza, pero el libro nos revela a un carácter lleno de valor y optimismo. Gorki no admitió ser doblegado por la adversidad. El segundo volumen de su vida lo concluye con estas palabras: «Ansiaba darle una buena patada a este mundo —y también a mí mismo— para que todo, incluido yo mismo, comenzara a bailar en un corro festivo, en una alegre danza en la que todos nos amáramos los unos a los otros y amáramos una vida que había comenzado para ser transformada en otra vida más bella, activa y honrada».
Pide al Espíritu que te llene con todos sus dones y que te dé la fuerza de usarlos para el establecimiento del Reino de Cristo.
No camines delante de mí,
que no te podré seguir.
No camines detrás d…

14 de mayo de 2019 Llenos del Espíritu Santo.

Imagen
«...Así os he amado yo; permaneced en mi amor…».
Los discípulos de Jesús quedaron llenos de sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios. James McKams compara estos dones con los criterios que el famoso psicólogo, William Menninger, suponía que había de poseer toda persona emocionalmente madura:
1. Tener la habilidad de enfrentarse constructivamente con la realidad. El don de sabiduría nos capacita para distinguir la realidad de la fantasía, y vivir en consecuencia.
2. Tener capacidad de adaptarse al cambio. La inteligencia nos ayuda a aceptar los cambios que se producen para el bien común.
3. Ser libre ante los síntomas producidos por tensiones y ansiedades. El consejo nos lleva a indagar bajo lo visible, para descubrir las causas ocultas y los síntomas de las tensiones y los miedos.
4. Ser capaces de sentir más felicidad en dar que en recibir. La piedad nos protege del egoísmo (ver Hechos 20, 25).
5. Ser capaces de tratar a la gente de una manera apropiad…

13 de mayo de 2019 El magnetismo de Jesús.

Imagen
«...yo he venido para que
tengan vida y la tengan abundante…».
Yo soy una persona muy lógica, con una mente científica. Necesito pruebas para todo. Sin embargo, aquí en la universidad, me ha ocurrido algo que no puedo explicar racional o científicamente, ni tan siquiera psicológicamente.
Me encuentro totalmente obsesionado por Cristo y siento que de alguna manera está él operando dentro de mí... No podría explicar este sentimiento. Me ha sobrevenido, sobre todo, durante estos últimos meses, cuando comencé a leer acerca de los primeros cristianos. Quedé tan asombrado y estupefacto ante esta gente, que llegué a la conclusión de que no es posible cuestionar a Jesús o dudar de que él es: el Hijo de Dios.
Resumiendo: pienso que comencé a creer firme y concienzudamente en lo que me enseñaron desde niño. Comencé a ver lo que los apóstoles veían y amaban. Jesús se me volvió real...
Todavía tengo dudas ocasionales pero, dentro de mí, hay algo inexplicable, incluso en mis dudas. Llamadlo insens…

12 de mayo de 2019 El Dios de las sorpresas.

Imagen
«...escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna…».
Una abuela tomó, en su regazo, a su nieta y comenzó a leerle el Génesis. Después de un rato, notando que la pequeña estaba muy quieta, la abuela le preguntó;
—Y bien, ¿te gusta, querida?
—Me gusta muchísimo –respondió, entusiasmada, la niña– ¡Nunca sabes lo que Dios puede hacer a continuación!
Nuestro Dios es un Dios de sorpresas. ¡Nos sorprende con la alegría! ¿Has experimentado, en tus relaciones con Dios, ese estremecimiento por el que no sabes qué es lo que va a hacer a continuación con tu vida?
Observa la transformación que tiene lugar en Pedro, Juan y los demás discípulos. Observa la fe de los recién convertidos.
Cada vez que decimos: «Creo en el Espíritu Santo»,
manifestamos que hay un Dios vivo
que puede y quiere entrar
en la personalidad humana y cambiarla.
B. Phillips
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísp…

11 de mayo de 2019 Un huracán de amor

Imagen
«...Las palabras que os he dicho son espíritu y vida…».
Suponte que digo: «Sé que hace viento». Con la palabra «sé» me estoy refiriendo a mi mente; por lo que la frase quiere decir: «Mi mente conoce que hace viento». La mente es la que conoce, por lo que, en realidad, estamos diciendo: «La que conoce, sabe que hace viento». Pero decir esto es raro... Nos imaginamos que la que conoce es un ser que existe independientemente de su objeto y que reside en nuestro cerebro, haciendo breves excursiones al «mundo exterior» para ver lo que allí pasa. Como cuando usamos una regla para medir algo...
Cuando decimos: «Sé que está soplando el viento», no pensamos que hay algo que está soplando sobre algo. El «viento» va con el «soplar». Si no sopla, no hay viento... «Conocer» es conocer algo. Aquí el conocer es inseparable del viento. Podemos decir: «Viento», y esto basta. Indica la presencia del conocimiento y la presencia de la actividad de soplar. Thich Nhat Hanh
El amor posee también el poder de…

10 de mayo de 2019. Transmitir la fe.

Imagen
«...en verdad os digo, si no coméis la carne del Hijo del hombre… no tenéis vida eterna…».
Resulta muy interesante la historia de cómo comenzó la gran carrera artística de Leonardo de Vinci. Su viejo maestro cayó gravemente enfermo, y pidió al joven Leonardo que terminara una pintura que había dejado sin acabar. Leonardo se opuso, diciéndole que no era capaz de completar una obra del maestro. Pero el maestro insistió y convenció a Leonardo para que aceptase la tarea.
Leonardo aceptó el encargo como un reto, por agradar al maestro a quien apreciaba mucho. Trabajó con todo empeño y, cuando quedó terminado el cuadro, le llovieron alabanzas de todas partes. Su maestro quedó tan impresionado por el trabajo que, lleno de humildad, le dijo a Leonardo: «Hijo mío, desde ahora no hace falta que yo pinte más». Y le traspasó el oficio a Leonardo.
Pide valor para cumplir la misión de Cristo en lo grande y en lo pequeño.
Quisiera quedar totalmente agotado, cuando muera;
porque cuanto más haya trab…

9 de mayo de 2019 Servicio de difusión.

Imagen
«...Y el pan que Yo daré es mi carne para la vida del mundo».
Jesús subió al «cielo». Imagínate cómo entra Jesús en el cielo. Todos los ángeles forman el comité de recepción. Quedan espantados al ver las heridas de sus manos y pies. Sintiéndose preocupados de que todo el trabajo de Jesús en la tierra y todos los sufrimientos que pasó puedan resultar inútiles ahora que él no está allí, el arcángel Gabriel le dice a Cristo:
—Señor, ¿estás seguro de que toda la gente del mundo es consciente de que sufriste la Pasión por el gran amor que tienes hacia toda la humanidad?
—Bueno –le respondió Cristo–, por ahora sólo un pequeño grupo de mis discípulos conoce mis sufrimientos y misión. Estoy seguro de que ellos se lo comunicarán a los demás.
—No funcionará –protestó Gabriel–. Después de todo, los seres humanos son muy débiles y poco serios. Para la mayor parte de ellos, lo que no ven no lo creen. Las generaciones venideras comenzarán a dudar de ti, incluso te olvidarán. Es demasiado arriesgad…

8 de mayo de 2019 Llenos del Espíritu.

Imagen
«...Esta es la voluntad de mi Padre: que todo el que ve al Hijo y cree en Él tenga vida eterna …».
La actual catedral de San Pablo de Londres se alza sobre el sitio de una antigua catedral que quedó des-truida en el gran incendio de 1666. La nueva fue diseñada por Christopher Wren, y tardó casi 35 años en terminarse.
Se cuenta que, a punto de comenzar la construcción de la nueva catedral, Wren tomó una piedra de las ruinas de la vieja catedral, y quedó sorprendido al leer la inscripción que llevaba: Volveré a resurgir.
Jesús resucitó de entre los muertos. Los testigos de Jesús Resucitado manifestaron su convicción firme de que «estaba vivo». Una vez más, Cristo Resuci-tado compartió los secretos del Reino de Dios con sus compañeros más cercanos. Les confió la misión de llevar la «buena nueva» a todos los pueblos. Les prometió un «Abogado», el Espíritu Santo. Y des-pués subió al cielo.

«Este Espíritu de Jesús es Dios mismo. No un Dios lejano a quien nadie ha visto nunca, sino un Dios …

«...Jesús les dijo: “Yo soy el pan de vida…”».

Imagen
«...Jesús les dijo: “Yo soy el pan de vida…”».

Un niño entró en la clase llevando gafas por vez primera. Sus condiscípulos comenzaron a burlarse de él. El maestro estaba a punto de salir en su defensa, cuando observó que todo el jaleo se había detenido y que todos estaban fijos en el niño. Este miraba por la ventana, de forma extraña, con sus ojos y gafas dirigidos al cielo.
El cacique de los burlones, lleno de curiosidad, se fue hacia la víctima y le preguntó qué es lo que estaba mirando.
—¿Es que no lo veis? –les dijo el niño mirándolos a través de sus nuevas gafas.
—No –respondió toda la clase.
—¡Es porque no lleváis gafas! –dijo, triunfante, el niño.
Pide una nueva visión del Señor Resucitado, para que puedas ver con el corazón.
Pide la gracia de experimentar, dentro de ti, su poder para que te dé una nueva perspectiva de toda la realidad, y te mueva a amarle y servirle para realizar su Reino.

Amar como él ama,
ayudar como él ayuda,
dar como él da,
servir como él sirve,
estar con …

Su presencia por doquier. Lunes 6 mayo.

Imagen
«... ¿qué tenemos que hacer para realizar las obras de Dios? Jesús le dijo: “que creáis en el que Yo he sido enviado».

Caryll Houselander nos describe su experiencia de la presencia de Dios: «Viajaba en el metro, en un vagón atestado con toda clase de gentes: sentadas, agarradas a los asideros, que regresaban a sus hogares al final del día. De pronto, vi en mi mente, pero con mucha claridad, una escena maravillosa: Cristo estaba en todos ellos. Pero vi aún más: no solamente estaba Cristo en cada uno de ellos, viviendo en ellos, muriendo en ellos, gozando en ellos, sufriendo en ellos..., sino que, porque Él estaba en ellos y ellos estaban allí, todo el mundo estaba también allí, en aquel vagón del metro; y no sólo estaba todo el mundo actual, sino que estaban también todas gentes que habían vivido en el pasado y las que iban a vivir en el futuro.
«Salí a la calle y anduve mucho tiempo entre la muchedumbre. Aquí estaba ocurriendo lo mismo: por todas partes, en cada persona que pasaba...…

Encontrar a Cristo. Domingo 5 mayo.

Imagen
«... Pedro y los apóstoles replicaron: “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”».

Hay un hombre frente a mí, Señor.
Trato de verle, tal como es,
por encima de mis simpatías o antipatías,
por encima de mis opiniones o sus opiniones,
por encima de mi conducta o su conducta.
Trato de que sea, ante mis ojos, como él es, en realidad;
sin forzarle a atacar o defenderse,
o a practicar algún otro juego.
Trato de respetarle como a un ser distinto de mí.
No trato de hacerle prisionero
ni de obligarle a estar a mi lado
ni de hacer que venga tras de mí.
Trato de aparecer pobre a sus miradas,
para no aplastarlo ni humillarlo
ni obligarle a estarme agradecido.
Trato de hacer estas cosas, Señor,
porque este hombre es único,
y, por lo tanto, es rico
con una riqueza que yo no poseo.
Yo soy el pobre, Señor. Yo, el que estoy a su puerta,
desnudo, despojado, para que, en su corazón,
¡oh Cristo resucitado!,
pueda sorprender un gesto de tu rostro,
que me sonría y me invite. Michel Quoíst
Para imit…

Cristo sale al encuentro. Sábado 4 mayo.

Imagen
«... ellos se asustaron. Jesús les dijo: “Soy yo, no temáis” ».

El célebre actor británico, sir John Gielgud, se hallaba de visita en los Estados Unidos. Un día, se acercó a él una mujer a la que nunca había visto antes, lo observó de cerca, y dijo:
—No, no es él.
Sir John se preparó a la discusión que se le venía encima.
—No es él –repetía la mujer–. Usted no puede ser sir John Gielgud.
—Sí que lo soy –dijo sir Gielgud.
La mujer lo observó más de cerca. Después, tocándole jocosamente con el dedo, le dijo:
—No, no es usted. –Y se marchó.
Hay gente que tapa sus oídos o cierra sus ojos ante la experiencia de la Resurrección. ¿Es, verdaderamente, profunda tu fe?
Cristo está hoy vivo para los que creen en la Resurrección.
Continúa tus reflexiones en las que estás viendo a Cristo presente en la gente, en los «últimos» de sus hermanos y hermanas. Incluye en tu oración a cada persona con la que te encuentras diariamente. ¿Las aceptas como imágenes de Cristo?
Se cuenta que, en un concurso par…

Identificación espiritual. Viernes 3 mayo.

Imagen
«Dijo Jesús a Tomás: 
“Yo soy el camino y la verdad y la vida”».

Un universitario acudió al empleado de la oficina para certificar su Tarjeta de identificación. El empleado miró el rostro bien afeitado y el pelo bien cortado de la foto y, después, al ver las melenas y bigotes del joven, le sugirió que presentara una foto más reciente.
En menos de media hora, el estudiante volvió al mostrador. El empleado aceptó inmediatamente la fotografía. El estudiante volvía de la peluquería, con el pelo cortado y el bigote afeitado.
¿Cuál es tu imagen de Jesús Resucitado?
Recuerda lo que antes hemos dicho acerca de la radical transformación de Jesús, después de su Resurrección, de manera que, hasta sus más íntimos tuvieron dificultades para reconocerlo. ¿Reconoces tú a Cristo en tus prójimos?
Pídele a Dios una fe profunda para ver a Cristo Resucitado en tus prójimos, especialmente, en los más necesitados.
Podemos y debemos ver el rostro de Cristo
en el rostro de cada ser humano;
especialmente cuand…

El flujo y reflujo de la vida. Jueves 2 mayo.

Imagen
«...el que es de la tierra habla de la tierra… el que viene del cielo está por encima del todo».

En “El aperitivo”, de T.S. Elliot, Eduardo acaba de ser abandonado por su esposa Lavinia, pero el Huésped Incógnito le dice que hará que Lavinia regrese mañana.
—Es un asunto muy serio volver a traer a alguien de entre los muertos.
—¿De entre los muertos? Esa manera de hablar es un tanto... dramática. Si fue sólo ayer cuando me dejó mi esposa.
—Bueno, pero es que nosotros nos morimos mutuamente todos los días. Lo que sabemos de los demás es sólo nuestro recuerdo de los momentos en los que los hemos conocido. Y, desde entonces, han cambiado. Pretender que ellos y nosotros somos los mismos es un convencionalismo social útil y conveniente que, muchas veces, falla. Hemos de tener también muy presente que, a cada encuentro, nos estamos encontrando con un extraño.
—Entonces, yo también debo de ser un extraño.
—Incluso para ti mismo...
Si hemos muerto con Cristo,
creemos que también viviremos con…

El fundamento de nuestra fe. Miércoles 1 mayo.

Imagen
«...Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Unigénito, para que todo el que crea en Él no perezca».

El film “El mundo en tinieblas”, trata de un arqueólogo declara que, en la tumba de Cristo, ha hallado una momia del siglo I que responde exactamente a la descripción de Jesús. Los medios de comunicación difunden grandes titulares por el mundo entero, afirmando que la resurrección de Jesús fue un engaño. A resultas de lo cual, el mundo cristiano se sumerge en las tinieblas: se destruyen crucifijos, se derriban iglesias y los cristianos abandonan su fe. En su lecho de muerte, el arqueólogo confiesa que todo fue una broma, y que la momia era falsa.
Si Cristo no ha resucitado, es vana nuestra fe. 1 Cor 15, 14
¿Cuáles crees que serían las consecuencias, si no hubiera tenido lugar la Resurrección de Jesús?
¿Qué habrías respondido si te hubieran dicho que las denominadas fuentes «autorizadas» afirmaban que la Resurrección era un engaño?
Entre nosotros, la cuestión no está
tanto en si tenemo…