Entradas

Mostrando entradas de abril, 2019

Nos encarga una misión. Martes 30 abril.

Imagen
«... tiene que ser elevado… para que todo el que crea en Él tenga vida eterna».

En el film My Fair Lady, el profesor Higgins asume el reto de enseñar fonética inglesa a una muchacha de la calle, en Londres. Durante las clases que le va dando, descubre la calidad humana de la muchacha, y su corazón se siente atraído hacia ella. Una noche, la muchacha se da cuenta, de pronto, de que el profesor está enamorado de ella, y no puede contener su enorme alegría. Corre a su habitación, se abraza a su almohada y baila embargada de gozo, mientras canta: «Podría bailar toda la noche...»
La Presencia de Jesús Resucitado es una Presencia transformadora. La tristeza se torna en gozo. La noche en día. El corazón se llena de Amor. Es un amor que no puede contenerse, sino que trata de salir de sí y comunicar su experiencia estremecida.
Habrás observado que todas las apariciones del Señor Resucitado acaban en la misión que les encomienda a los presentes: proclamar la Buena Nueva del Reino de Dios y el a…

Renovar nuestra fe. Lunes 29 abril.

Imagen
«... Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y Yo os aliviaré … ».

Judas le traicionó y Pedro le negó; los otros discípulos lo abandonaron y huyeron.
Si hubiera estado allí, ¿habría sido yo más valiente, quedándome con mi Señor que estaba a punto de morir?
Caifás maquinó, Herodes se burló, y Pilato lo condenó a colgar del madero.
En su lugar, yo habría hecho lo mismo, sin pensar que él moría por mí.
María no lo reconoció y Tomás dudó; Pablo arrastró a la cárcel a sus seguidores.
¿Cómo me enfrento yo al reto del Nuevo Testamento? ¿Podré tener éxito donde esos personajes fallaron?
Jesús los perdonó: al ladrón de la cruz, a los soldados que lo mataron y a su amigo Pedro.
Su amor no falló en este mundo negro de odio. Su amor acabó haciendo que volvieran a su lado.
Han pasado dos mil Pascuas, como una sombra. Y esta es nuestra hora, en la historia de la fe. Jesús nos ama y nos llama con él.
Con él, y sólo con él triunfaremos. June Chantry
Cristo muestra una profunda preocupac…

Saborear su presencia. Domingo 28 abril

Imagen
«...”Paz a vosotros”… les enseñó las manos y el costado… y ellos se llenaron de alegría al ver al Señor … ».

Sucedió en mi habitación, cuando era estudiante en Cambridge. Si dijera que Cristo vino a mí, estaría diciendo una frase convencional sin especial significado, porque Cristo se presenta de diversas maneras, a los hombres y a las mujeres.
Sin embargo, no fue una visión sensible. Allí no había más que la habitación con su viejo mobiliario, el fuego ardiendo en la chimenea y la lámpara encendida sobre la mesa. Pero la habitación estaba llena de una Presencia que, de una manera extraña, estaba tanto en torno a mí como dentro de mí, algo así como una luz o un calor. Me hallaba totalmente poseído por Alguien que no era yo y, sin embargo, sentía que yo era más yo que nunca. Me sentía lleno de una intensa felicidad, de un gozo casi insoportable, algo que nunca había sentido y que no volvería a sentir. Y, por encima de todo, experimentaba una paz profunda y una gran serenidad y certeza.

Ser testigos de su presencia. Sábado 27 abril.

Imagen
«... les echó en cara su incredulidad y dureza de corazón … ».

Dos amigos alemanes, Alberto Durero y Franz Knigstein, luchaban para convertirse en artistas. Como apenas disponían de fondos para asistir a la universidad, decidieron que uno de ellos buscara un empleo y subvencionara al otro hasta que éste completara sus estudios. Entonces, éste último vendería sus cuadros para pagar la educación del otro.
Echaron a suertes para decidir quién iría primero a la universidad. Durero fue a las clases y Knigstein se puso a trabajar. Durero resultó ser un genio. Después de haber ganado bastante dinero con la venta de sus cuadros, volvió para cumplir su parte en el trato. Sólo entonces comprobó, con dolor, el alto precio que había tenido que pagar su compañero. Los delicados y sensibles dedos de Knigstein habían quedado estropeados. Tuvo que abandonar su sueño artístico, pero no se arrepintió de ello, sino que se alegró del éxito de su amigo.
Un día, Alberto sorprendió a Franz de rodillas y con…

El Señor «de incógnito». Viernes 26 abril.

Imagen
«...  Él les dice: “¿por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro corazón? … ».

Un sacerdote regresaba de sus vacaciones, en Irlanda, a su parroquia de Florida, cuando entabló conversación con un compañero de viaje muy especial. El caballero le preguntó al sacerdote en qué parroquia trabajaba y, cuando lo supo, expresó su deseo de asistir a la misa del sacerdote, el siguiente domingo por la mañana. Cuando el sacerdote le dijo que sería muy bien venido, el hombre le dijo que le gustaría cantar en la misa, si es que esto era posible u oportuno.
—Lo siento –le dijo el sacerdote–, nuestro coro canta todos los domingos.
—Lo comprendo perfectamente» –le dijo el hombre.
Al aterrizar, en Florida, el sacerdote se vio sorprendido al ver mucho público y la presencia de los medios de comunicación. Quedó más sorprendido aún, al ver que trataban de abrirse paso hacia su genial compañero de viaje.
—¿Quién es?» –preguntó. ¡Pavarotti!» –le dijeron.
No se había dado cuenta de que, durante tod…

El aliento de la paz. Jueves 25 abril.

Imagen
«… Jesús les dijo: “¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro corazón?.. ».

«Un hombre se hallaba lamentando la muerte de su hermano menor. Habría preferido que hubiera sido su vida, y no la de su hermano... Él ya sabía hasta dónde llegaban sus posibilidades, ya había comprobado sus talentos... pero, ¿su hermano? Aún no tenía 24 años.
«El hermano mayor cayó en una depresión y empezó a padecer insomnios. Una noche... en la cocina... Se sentía vacío y deprimido, y se dijo: "Tal vez me ayude una taza de café". Fue a prepararla. Mientras lo hacía, sintió una presencia en la habitación. Miró hacia arriba, buscando la razón de aquella presencia. En aquel momento, sintió que su hermano estaba allí. Que su hermano le hablaba: "Todo está bien, Frank. Todo está bien, perfecto".
«¿Qué fue lo que ocurrió? ¡Nadie lo sabe! Pero, desde ese momento se acabó la depresión. Se le quitó un gran peso de su espíritu, como si hubieran corrido la piedra de la entrada de la m…

¡Despierta! Miércoles 24 abril.

Imagen
«Quédate con nosotros… sentó a la mesa… lo reconocieron al partir el pan…».

Escucha: el Maestro está cerca. ¡Despierta! ¡Despierta!
Corre a sus pies. Está en pie junto a ti.
¿Por qué no despiertas en esta mañana?
¡Despierta, amiga mía!
Ya terminó la noche.
¿Por qué quieres perder también el día?
Otras mujeres, que han madrugado, han hallado
una piedra preciosa...
Has perdido tantas cosas mientras dormías...
Kabir
¡Despierta, tú que duermes,
levántate de la muerte
y te iluminará Cristo!
Efesios 5, 14
Jesús se vuelve a ti y te pregunta qué has experimentado su ausencia.
«¿Por qué lloras en el huerto?
¿A quién buscas?». «A mi amado.
Buscando al que estaba muerto
lo encontré resucitado.
Me quedé sola buscando,
alas me daba el amor,
y, cuando estaba llorando,
vino a mi encuentro el Señor.
Vi a Jesús resucitado,
creí que era el jardinero;
por mi nombre me ha llamado,
no le conocí primero».
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) …

Una gozosa experiencia. Martes 23 abril.

Imagen
«…María la Magdalena fue y anunció a los discípulos: 
“He visto al Señor y me ha dicho…”».

«No hace mucho —nos contaba una madre de familia—, me desperté en medio de una noche de luna y me quedé mirando el perfil de mi único hijo, recortado sobre la pared de la alcoba. Me sentí embargada por un silencio amoroso, sólo interrumpido por su suave respiración. Finalmente, cerré mis ojos, comprendiendo profundamente lo fundamental que era aquel silencio, sólo acompañado por un suave respirar. Me había dado cuenta de lo profundo que es un silencio acunado por el amor. 

María conservaba y meditaba todo en su interior. Lucas 2, 19
La fe de María no pereció al pie de la cruz. Ni quedó sepultada en la tumba de su hijo. Estaba viva en su corazón. Había recibido una promesa: «su reino no tendrá fin» (Lc 1, 33).
Al contrario que los demás discípulos, María no necesita la «prueba» de la Resurrección. «Dichosos los que crean sin haber visto» (Jn 20, 29) —había dicho Jesús—. María no necesita signos tan…

¡Alegraos! ¡Él vive! Lunes 22 abril.

Imagen
“… Jesús salió al encuentro y les dijo: “Alegraos” … No temáis”.
La Resurrección de Jesús ha quedado simbólicamente reflejada en las vidas de sus discípulos. El Señor Resucitado entra en el «reducto» en el que se habían encerrado, después de la crucifixión: un reducto de oscuridad, incertidumbre, duda, desaliento, miedo y frustración. El reanima sus espíritus e infunde en ellos una nueva vida. Los llena de paz y gozo.
Libre de las limitaciones de su cuerpo físico, el Cristo Resucitado puede ir a donde le plazca. Observaremos cómo él se hace presente allí donde más le necesitan, para animar y consolar a sus discípulos. Es Cristo, el Consolador.
Pide la gracia de sentir alegría porque el Señor ha resucitado, y valor para ir por todo el mundo e irradiar tu alegría por medio de tu generoso servicio.
¡Has ganado, Señor, sabemos que has ganado!
Has triunfado sobre todo lo peor que hemos hecho, entre todos y cada uno por separado.
Ven a mí, gran Señor de la Vida, como llegas hasta todos tus…

Resucitar a una nueva vida. Domingo Resurrección 21 abril.

Imagen
“… vió y creyó. Pues hasta entonces no habían entendido la Escritura: que Él había de resucitar de entre los muertos”.

El gran director de cine, Cecil B. DeMille, se hallaba descansando, con un libro en la mano, en una canoa en un lago. Miró hacia un lado, y le llamó la atención una especie de escarabajo de agua que, lentamente, subía por el costado de la canoa. Observó sus movimientos, hasta que el bicho quedó absolutamente inmóvil, como si estuviera pegado. DeMille continuó leyendo. 
Bastante tiempo después, volvió a fijarse en el escarabajo. Esta vez quedó asombrado con lo que vio. La parte trasera del bicho estaba completamente abierta y parecía que algo estaba saliendo de allí: primero una brillante cabeza, luego unas alas, por fin la cola. Era una libélula que echó a volar. DeMille tocó cuidadosamente con su dedo la cáscara seca del escarabajo. Ya no era más que una tumba vacía.

Para los discípulos, la experiencia de Pascua comenzó con una tumba vacía. Las mujeres, que fueron las …

20 de abril de 2019. El pecado entristece.

Imagen
Si preguntamos cuál es el mayor mal que podemos padecer, sufrir, responderemos que cualquier enfermedad física o psíquica. ¿Está usted también de acuerdo? Pues para mí la mayor de las mayores enfermedades que nos puede golpear y dañar es NO AMAR, es el pecado del egoísmo. Cuando no se ama, se peca; ¡cae uno en la violencia, en la tristeza, en la desconfianza y en la infidelidad a Dios y a los demás!
Una persona con una pierna herida no corre como un hombre con las dos piernas sanas. El egoísmo pecado hiere la mente y ya no puede ver con claridad. Quien ama todo lo ve y lo juzga con amar.
-¿Se siente herido por el pecado?
-¿Qué hace por crecer en el amor, y menguar en el egoísmo?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

19 de abril de 2019. Viernes Santo

Imagen
Jn 18, 1-19, 42 “¿A quién buscáis?”. Le contestaron: “A Jesús, el Nazareno”. Les dijo Jesús: “Yo soy”.

El niño que se hizo daño.
En el reino de los cielos, dice el Señor, pasa como ocurrió un día que un niño se hizo daño. Acudió su madre, trató de explicarle algo para consolarlo, pero el niño no hizo caso y, sin escucharla siquiera, continuó llorando amargamente. Las explicaciones de la afligida mamá de nada le servían. Pero continuó a su vera y aunque el niño lloró con más intensidad no se apartó de su lado. Por fin no pudo resistir más su incapacidad para ayudarlo y ella también se puso a llorar. El niño, poco a poco, se fue calmando, miró a su mamá primero extrañado, luego preocupado, le tendió su manita y hasta sonrió, pues había olvidado su dolor. Pronto, madre e hijo se abrazaron felices.
En mi reino, dice el Señor, a menudo no puedo dar explicaciones, a mí no me entienden, y por eso, en los absurdos accidentes, en las crueles enfermedades, en los trágicos asesinatos, en cualqui…

18 de abril de 2019. Jueves Santo

Imagen
Jn 13, 1-15 Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban n el mundo, los amó hasta el extremo. … Pues si yo, el Maestro y el Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros: os he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis.

En este día de tanto amor, abramos nuestro corazón a todos los hombres, nuestros hermanos, especialmente a los más necesitados y a los que más sufren, y, sintiéndonos unidos a todos, pidamos al Señor:
-Por todos los pueblos, para que se relacionen solidariamente, superando injusticias y egoísmos.
-Por los más pobres, para que sean ayudados en sus necesidades.
-Por los enfermos, para que sean aliviados en sus sufrimientos.
-Por los ancianos, para que sean acompañados en su soledad.
-Por todos los marginados, para que sean respetados en sus derechos.
-Por la Iglesia, para que viva la fraternida…

17 de abril de 2019

Imagen
Hay un famoso icono ruso donde se representa a san Juan Evangelista con la cabeza inclinada escuchando la inspiración que le viene del Cielo, del Espíritu Santo. Escucha, comprende y lo escribe.
“Cuando el domingo oigo el ruido de las campanas no consigo explicarme que todo este honor sea por un hebreo crucificado hace más de dos mil años” (Nietzsche).
“Después de conocer a los hombres, dijo que Cristo no era simplemente un hombre” (Napoleón).
Dos maneras de escuchar, comprender y escribir sobre Cristo.
-¿Sabe usted escuchar y comprender lo que lee en el Evangelio?
-¿Sólo el que escucha comprende?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

16 de abril de 2019

Imagen
¿Quiere seguir en la oscuridad o poner luz en su mente, en su corazón, en lo que dice y hace cada día? Si quiere iluminar su vida con la luz de Cristo, no haga daño a nadie aunque se lo hagan a usted. El bueno y el sabio jamás abofetean a nadie de palabra, obra o gesto. Los necios y egoístas, sí.
-¿Es usted vengativo?
-¿No responde con mal al mal?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

15 de abril de 2019. Domingo de Ramos

Imagen
Juan 12, 1-11 Seis días antes de la Pascua, Jesús se fue a Betania, donde estaba Lázaro, a quien Jesús había resucitado de entre los muertos. Le dieron allí una cena. Marta servía y Lázaro era uno de los que estaban con él a la mesa. Entonces María, tomando una libra de perfume de nardo puro, muy caro, ungió los pies de Jesús y los secó con sus cabellos. Y la casa se llenó del olor del perfume. 

En una ciudad en que había feria, entre otras barracas estaba la de un vendedor de cuadros que había expuesto a la venta. Los motivos pintados eran bien diversos, y, entre generales, príncipes y ministros conocidos o no, entre animales de la fauna indígena y exótica, se hallaba un crucifijo. Pronto se vendieron todos los cuadros. Sólo el crucifijo no encontró nadie que se interesara por él.
Un ciego pasaba por aquel camino. El muchacho que hacía de lazarillo se detuvo y se puso a mirar. Le preguntó el ciego qué era lo que miraba.
- ¡Ah! – respondió el muchacho, hay colgada tan sólo una imagen …

14 de abril de 2019. Los malos unidos

Imagen
Marcos 14, 1-15, 47 Estando él en Betania, en casa de Simón el leproso, recostado a la mesa, vino una mujer que traía un frasco de alabastro con perfume puro de nardo, de mucho precio; quebró el frasco y lo derramó sobre su cabeza. Había algunos que se decían entre sí indignados: "¿Para qué este despilfarro de perfume? Se podía haber vendido este perfume por más de trescientos denarios y habérselo dado a los pobres." Ha hecho lo que ha podido. Se ha anticipado a embalsamar mi cuerpo para la sepultura. Yo os aseguro: dondequiera que se proclame la Buena Nueva, en el mundo entero, se hablará también de lo que ésta ha hecho para memoria suya." 

Satanás, de mal humor, pide cuentas a su gente, y los diablos le describen su labor:
-Yo hice que unos hombres malos apalearan a un fraile.
-Yo logré que los revolucionarios ganaran las elecciones.
-Yo hice que robaron para nuestra prensa.
-Pues yo… sólo conseguí, tras mil fatigas, que en un pueblo los católicos se dividieran como p…

13 de abril de 2019. Eres un buen católico si…

Imagen
Juan 11, 45-56 Estaba cerca la Pascua de los judíos, y muchos del país habían subido a Jerusalén, antes de la Pascua para purificarse. Buscaban a Jesús y se decían unos a otros estando en el Templo: «¿Qué os parece? ¿Que no vendrá a la fiesta?»

Si eres un buen católico, y amas a la Iglesia con ternura de madre, debes ser: una pequeña vidriera, que espera el rayo de la luz divina, o un leño, que espera convertirse en brasa, un cuchillo, no para matar, sino para liberar y cortar ataduras, una luz encendida, para representar a Cristo transfigurado, una biblia, para hablar a los demás la palabra de Cristo.
-¿Amas a la Iglesia como un hijo ama a su madre?
-Quién te ve a ti, ¿ve lo mejor de la Iglesia?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

12 de abril de 2019. ¿Y después?

Imagen
Juan 10,31-42 Los judíos tomaron piedras para apedrearlo. Entonces Jesús dijo: «Les hice ver muchas obras buenas que vienen del Padre; ¿por cuál de ellas me quieren apedrear?». Los judíos le respondieron: «No queremos apedrearte por ninguna obra buena, sino porque blasfemas, ya que, siendo hombre, te haces Dios».

Un joven llamado Javier, que estudiaba en la Universidad de París, se encontró con san Ignacio de Loyola, el cual empezó a preguntarle de este modo:
-Javier, estudias con mucho provecho y alabanza; lo celebro, pero, ¿qué esperas de tus estudios?
-Una profesión honorífica.
-¿Y después?
-Después seré feliz.
-¿Feliz? ¡Cuánto te compadezco!
-¿Por qué?
-Porque la verdadera felicidad no está en la tierra.
-Bueno, a lo menos estaré en el mundo lo mejor que se puede.
-¿Y después? replicó de nuevo san Ignacio en un tono severo; el joven enmudeció y prosiguió el santo: Y después, ¿de qué te servirá haber ganado todo el mundo, si al fin pierdes el alma?
Javier, conmovido por estas palab…

11 de abril de 2019. El silencio habla

Imagen
Juan 8, 51-59 Vuestro padre Abraham se regocijó pensando en ver mi Día; lo vio y se alegró». Entonces los judíos le dijeron: «¿Aún no tienes cincuenta años y has visto a Abraham?» Jesús les respondió: «En verdad, en verdad os digo: antes de que Abraham existiera, Yo Soy». Entonces tomaron piedras para tirárselas; pero Jesús se ocultó y salió del Templo.

Un alto oficial del ejército francés se desplazó a la aldea de Ars para escuchar un sermón de Juan Bautista Vianney, el santo cura, de quien había oído hablar a todos con admiración.
De vuelta a su casa, permaneció serio y silencioso, como no acostumbraba a estar. Su asistente, preocupado, le dijo:
-¿Qué impresión le ha causado a usted el sermón del Cura de Ars; a usted, que ha escuchado a los más famosos oradores de Francia?
-Hasta la fecha me habían agradado los oradores - respondió con sencillez el oficial -; después de este sermón, hay algo que no me gusta: mi propia vida...
Y aquel disgusto de sí mismo fue el comienzo de la conver…

10 de abril de 2019. ¿Pero por qué hablas tanto?

Imagen
Juan 8, 31-42 Decía, pues, Jesús a los judíos que habían creído en él: «Si os mantenéis en mi Palabra, seréis verdaderamente mis discípulos, y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres». 

San Ramón Nonato, de la orden de la Merced, rescató a cuantos cautivos pudo y, cuando ya no tenía más dinero, se ofreció él mismo por otro..., y quedó en un calabozo mientras otro cristiano salía al aire libre.
San Ramón empezó allí a predicar a Jesucristo. Y muchos moros quisieron bautizarse... Eso no pudieron soportarlo los jefes de aquellas tribus, y mandaron a Ramón que callara... ¿Callar él? Empezó a hablar con más fervor que nunca. Le dijeron que le iban a meter en otra cárcel más honda, que le iban a azotar..., que le iban a cortar la cabeza, Pero Ramón hablaba...
Al fin, dijo un musulmán: « ¡Yo le haré callar! » Compró un candado, perforó los labios del santo y así le cerró la boca.
Y dice la historia que, por un milagro de Dios, incluso con el candado siguió hablando... Y cuando callab…

9 de abril de 2019. La forma de predicar

Imagen
Juan 8, 21-30 Les dijo, pues, Jesús: «Cuando hayáis levantado al Hijo del hombre, entonces sabréis que Yo Soy, y que no hago nada por mi propia cuenta; sino que, lo que el Padre me ha enseñado, eso es lo que hablo. Y el que me ha enviado está conmigo: no me ha dejado solo, porque yo hago siempre lo que le agrada a él». Al hablar así, muchos creyeron en él.

Solía el príncipe de Baviera, Cristóbal, orar en el templo de Blutenburgo. Saliendo un día de la iglesia le rodearon los campesinos. Amablemente les ofreció sus servicios.
-Ya me habéis dado – le dijo un anciano labrador – lo que más podía desear.
-Que ya te he dado... ¿qué cosa?
El anciano respondió:
-Tengo un hijo que siguió mucho tiempo el mal camino. Fueron inútiles mis ruegos y reconvenciones, pero un día os vio entrar en la iglesia y os siguió intrigado. Os observó cuando rezabais y desde entonces ha cambiado favorablemente.
Magnífica forma de apostolado.
-¿Pueden decir de usted lo mismo?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Le…

8 de abril de 2019. El ejemplo la mejor educación

Imagen
Juan 8, 1-11 Los escribas y fariseos le llevan una mujer sorprendida en adulterio, la ponen en medio y le dicen: «Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. Moisés nos mandó en la Ley apedrear a estas mujeres. ¿Tú qué dices?» Esto lo decían para tentarle, para tener de qué acusarle. Pero Jesús, inclinándose, se puso a escribir con el dedo en la tierra. Pero, como ellos insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: «Aquel de vosotros que esté sin pecado, que le arroje la primera piedra». 

Hay en la historia de las misiones cuadros conmovedores que conviene recordar para que se avive en nosotros el amor a los misioneros y el deseo de rezar por ellos.
Un obispo vino de China en busca de apóstoles para aquellas regiones. Reunió a varios seminaristas en la capilla. Entre todos ellos se fijó en uno de inteligencia nada común y de honda piedad. El joven era ya sacerdote, y el obispo le llamó:
-Joven, ¿por qué no vienes conmigo a China a predicar el evangelio de Cris…

Charla Cuaresmal Don Julián Martes 9 abril 2019

Imagen
Charla Cuaresmal Don Julián Martes 9 abril 2019
(PDF) (odt)

7 de abril de 2019. Pensar en los demás es una mejora

Imagen
Juan 8, 1-11 “Jesús escribía en el suelo… se incorporó y dijo: El que esté libre de pecado que arroje la primera piedra… Mujer, nadie te ha condenado… tampoco yo te condeno… Vete y no peques más”.

En un oratorio de salesianos, en España, el sacristán observó que un alumno externo un día y otro se quedaba rezagado, esperando que todos hubieran salido; entonces se dirigía presurosamente a un cepillo y ponía algo dentro. Por fin el sacristán contó el caso al director del instituto. Éste llamó al niño.
-Oye, ¿qué haces tú cada mañana junto al cepillo? Creo que es el destinado a las misiones.
-¡Señor director! -contestó el niño con una sonrisa-, pongo el dinero que me dan mis padres para la merienda.
-Pero, ¿no tienes hambre?
-Sí, siento un poquitín, pero no quiero pensar en ello, y con facilidad lo olvido al jugar.

-¿Es usted así de generoso con los necesitados?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Víspera…

6 de abril de 2019. ¿Puedes decirme el porqué?

Imagen
Juan 7, 40-53 ¿Por qué no le habéis traído? Respondieron los guardias: Jamás un hombre ha hablado como habla ese hombre. Los fariseos les respondieron: ¿Vosotros también os habéis dejado embaucar? ¿Acaso ha creído en él algún magistrado o algún fariseo? Pero esa gente que no conoce la Ley son unos malditos. 

Manzoni fue a misa todas las fiestas mientras las fuerzas se lo permitieron. Un domingo de invierno sus familiares no le dejaron salir de casa porque se hallaba indispuesto. Le encontró un amigo, al mediodía, de mal humor.
¿Qué tiene, querido Alejandro?
-Los míos no han querido que salga para ir a misa con el pretexto del mal tiempo.
-Han hecho bien: podía costarle una enfermedad.
-Yo, en cambio, digo que han hecho muy mal. Suponga que me ha tocado un premio de la lotería y que caduca hoy el tiempo de cobrarlo. ¿Cree que me hubieran aconsejado que no fuera por él? ¿Y no es mucho más la misa?

-¿Por qué motivos deja usted de participar en la Eucaristía?
Julián Escobar.


| Lecturas del…

5 de abril de 2019. La verdadera prueba de querer asistir

Imagen
Juan 7,1-2.10.25-30 Jesús, enseñando en el Templo y diciendo: Me conocéis a mí y sabéis de dónde soy. Pero yo no he venido por mi cuenta; sino que verdaderamente me envía el que me envía; pero vosotros no le conocéis. Yo le conozco, porque vengo de él y él es el que me ha enviado. 

Reinando el emperador Valente (+ 378), que protegió a los arrianos y persiguió a los católicos, había en Edessa (Mesopotamia) gran número de cristianos. Habiendo sido cerradas todas sus iglesias por orden del emperador, se reunían los domingos y fiestas en un lugar a propósito de la ciudad para asistir a los divinos oficios.
Enterado el emperador, ordenó que fueran llevados a la muerte los cristianos que seguían reuniéndose en aquel lugar. Pero Modesto, prefecto de la ciudad, menos cruel que el emperador, advirtió secretamente a los fieles, exhortándolos a que no se reuniesen. El resultado fue que se reunían en mayor número para santificar las fiestas. De manera que iban alegremente a la misa, dispuestos a …

4 de abril de 2019. ¿Excusas?

Imagen
Juan 5, 31-47 ¿Cómo podéis creer vosotros, que aceptáis gloria unos de otros, y no buscáis la gloria que viene del único Dios? No penséis que os voy a acusar yo delante del Padre. Vuestro acusador es Moisés, en quién habéis puesto vuestra esperanza. Porque, si creyerais a Moisés, me creeríais a mí, porque él escribió de mí. Pero si no creéis en sus escritos, ¿cómo vais a creer en mis palabras?

Un anciano sacerdote, muy santo, vivía en un distrito rural donde los católicos eran poquísimos. Un domingo, por la mañana, tras una intensa nevada, no acudió absolutamente nadie a la iglesia, y el buen sacerdote celebró su misa con sólo el ama de casa, que respondía a distancia. Al día siguiente alguien del pueblo dijo, condoliéndose:
-Debió de sentirse usted muy contrariado al tener que celebrar misa en una iglesia vacía.
-¿Iglesia vacía? replicó el sacerdote. ¡Había millares de seres en ella!
El buen anciano quería significar que los ángeles se reúnen por miriadas en cada misa. (La Iglesia lo…

3 de abril de 2019. Estar, pero no asistir

Imagen
Juan 5, 17-30 Porque el Padre quiere al Hijo y le muestra todo lo que él hace. Y le mostrará obras aún mayores que estas, para que os asombréis. Porque, como el Padre resucita a los muertos y les da la vida, así también el Hijo da la vida a los que quiere. 

-Pepito, te gusta mucho ir al colegio, ¿verdad?
-Sí, papá.
-¿Y qué haces allí?
-Esperar la hora de salir.
Lo mismo parece que podría decirse de algunos que van a misa los domingos. Se quedan cerca de la puerta de entrada o de alguna de las columnas, miran cuatro o cinco veces y, apenas el sacerdote ha dicho: “podéis ir en paz”, ya están en la calle.
-¿Es usted uno de ellos?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

2 de abril de 2019. Cuando se quiere, se puede

Imagen
Juan 5, 1-3. 5-16 Jesús, viéndole tendido y sabiendo que llevaba ya mucho tiempo, le dice: «¿Quieres curarte?» Le respondió el enfermo: «Señor, no tengo a nadie que me meta en la piscina cuando se agita el agua; y mientras yo voy, otro baja antes que yo». Jesús le dice: «Levántate, toma tu camilla y anda». Y al instante el hombre quedó curado, tomó su camilla y se puso a andar.

Era un lego de san Francisco, sencillo y devoto. Tenía la devoción de asistir a todas las misas que podía, aprovechando los ratos libres que las obligaciones le dejaban.
Un día en que por oír misa había dejado sola la cocina, entraron los gatos en ella y, haciendo de las suyas, volcaron la olla y se comieron lo que después ayunaron los frailes. Enojado el padre guardián, le mandó que desde aquel día dejase las misas y atendiese mejor sus deberes. Bajó el bendito lego la cabeza y obedeció.
Pero al día siguiente, oyendo desde su cocina la campanilla y comenzó a llorar y decía: « ¡Oh Señor! Me han quitado el consu…

1 de abril de 2019. Incrédulo frente a creyente light

Imagen
Juan 4, 43-54 Había un funcionario real, cuyo hijo estaba enfermo en Cafarnaúm. Cuando se enteró de que Jesús había venido de Judea a Galilea, fue donde él y le rogaba que bajase a curar a su hijo, porque se iba a morir. Jesús le dice: «Vete, que tu hijo vive». Creyó el hombre en la palabra que Jesús le había dicho y se puso en camino. El padre comprobó que era la misma hora en que le había dicho Jesús: «Tu hijo vive», y creyó él y toda su familia. 

Si apreciamos la santa misa nos sentiremos impulsados a dar la razón a aquel incrédulo que en cierta ocasión se dirigió a un creyente y le dijo:
-¿Es usted católico?
-Sí.
-¿Va a misa todos los días?
-No, no tengo tiempo. Ni me obliga mi religión. Voy sólo los domingos y fiestas de guardar.
El incrédulo prosiguió:
-¿Cree de veras que en la misa está Jesucristo presente? ¿El Redentor que murió por ustedes en la cruz?
-¡Claro que lo creo!
-Pues si yo lo creyera asistiría a misa todos los días.

-¿La Misa es el centro de su vida?
Julián Escobar.