Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2019

31 de Diciembre Martes.

Imagen
Hemos llegado al final de este año 2019. Muchas cosas han sucedido a lo largo de estos 365 días, en todos los ámbitos de la vida, eclesial, social, político, económico... sin duda que también en el ámbito personal, cosas buenas y cosas malas, algunas habrán marcado un antes y un después en nuestras vidas, otras irán poco a poco se acumulan en ese baúl de los recuerdos del que hablaba la famosa canción de Karina.
¿Qué nos dice la Palabra de Dios?
¿Cómo podemos “entregar” a Dios el año cumplido?
¿Qué podemos aprender para el nuevo año?
Comer las doce uvas no produce ningún efecto transformador excepto una ligera subida del índice de glucosa, pero en la Palabra hay vida, y la vida es la luz de los hombres. La Palabra no es un texto estimulante que produce vibraciones, como si fuera un poema de José Hierro o un cuento de Kahlil Gibran. La Palabra es una persona capaz de producir vida donde hay muerte, porque Jesús nos dice: yo soy la vida (Jn 14,6). Cristo es la Luz verdadera, Luz que il…

30 de diciembre

Imagen
Hoy la liturgia nos invita a contemplar a Ana. La podemos imaginar como una anciana arrugada, parecida a algunas de las ancianas que también hoy están siempre en nuestros templos, como si fueran velas encendidas que se consumen lentamente ante el Señor. Ana, además de ser anciana, era viuda; es decir, pertenecía, junto con los huérfanos, a la categoría de los más pobres del pueblo, de los que no cuentan.
¿Qué sucede cuando se “encuentra” con el Niño? Los pastores, por ejemplo, pasaron por diversas etapas: temor, alegría, anuncio. La anciana Ana reacciona de dos maneras: dando gracias a Dios y hablando del niño a todos. Ana es una mujer que, como los pobres de Yahvé, sabe esperar activamente. ¿No os parece que a menudo deseamos encontrarnos con Jesús sin apartarnos de nuestros intereses, sin purificar nuestras intenciones y no hacer una oración confiada? Es muy fácil decir “Yo no veo a Jesús por ninguna parte”, cuando esas partes en las que no lo vemos son porque vivimos en nuestro mu…

29 de Diciembre Domingo Sagrada Familia

Imagen
La Sagrada Familia es la iglesia  doméstica, modelo de cómo ha de ser cada familia. Al calor de Belén podemos aprender a vivir en familia, crear ese calor de hogar. Todo ello lleva a una entrega sin condiciones, como vemos en el hogar de Belén: José es la existencia en pronta disponibilidad a lo que Dios le pide, como también María, modelo de sumisión al designio divino de la salvación. Jesús se nos muestra vulnerable, muy cercano: niño. “En Belén nadie se reserva nada. Allí no se oye hablar de mi honra, ni de mi tiempo, ni de mi trabajo, ni de mis ideas, ni de mis gustos, ni de mi dinero. Allí se coloca todo al servicio del grandioso juego de Dios con la humanidad, que es la Redención” (san Josemaría Escrivá). Ese servicio es fuente de alegría. La felicidad viene cuando buscamos la de los demás. Esto da energías, entusiasmo para mirar siempre adelante, para no hundirse ante los fracasos, que nos hacen más humildes, una determinación para no desfallecer pues no estamos solos.
Carla L…

28 de Diciembre Fiesta. Santos Inocentes, Mártires

Imagen
Los Santos Inocentes, mártires que profesan su fe con su silencio
El texto del evangelio de san Mateo relata la matanza de los niños inocentes de Belén por obra del rey Herodes el Grande, despechado porque los magos no le avisaron del lugar en el que lo encontraron. Los niños de Belén, sin saberlo ellos, y sin ninguna culpa, son mártires. Dan testimonio «no de palabra sino con su muerte». El mal existe, y el desamor de los hombres ocasiona a lo largo de la historia escenas como ésta y peores.
Hoy, en tantos sitios hay niños abandonados, inocentes abandonados por sus madres antes o después de nacer, porque ellas no pueden hacerse cargo de sus vidas, Mueren en las calles, su único hogar, llenos de drogas caseras y con esperanza de haber sido amados por alguien. Mueren con hambre, frío, desnudos, sucios, y analfabetos. Si nos repugna y nos escandaliza la actitud de Herodes, ¿qué pensar de nuestro tiempo, de nosotros?
Y si nos preguntamos: ¿Qué hace Dios que permite tanto mal, tanta hamb…

27 de Diciembre Fiesta. San Juan, apóstol y evangelista.

Imagen
La verdad no la consigue la razón sola, sino aquella inteligencia amorosa que libremente acoge la Verdad de Jesús y mientras contemplamos al Niño de Belén, somos invitados a vivir esta misma fe plena que vivió el apóstol Juan.
Juan es testigo de lo que Jesús vivió e hizo, y nos invita a reconocer en Jesús la Palabra del Padre. Y escribe su evangelio "para que creamos y tengamos vida".La tierra se alegra porque ha visto al Salvador. Juan lo ha visto, y está centrado en Jesús. Le preguntaron a Chiara Lubich: ¿Qué es para ti Jesucristo?
Ella, sin dudarlo un instante, respondió con la decisión con que se dice algo obvio: “¡Es todo!” Ser todo engloba la razón, amor y libertad, sentimiento y cuerpo; ser cristiano es seguir a Jesús.
La Iglesia de Cristo ha de ser un oasis, donde la razón esté completada con la compasión, como decía San Francisco de Asís: mejorar, sí, pero hacer todo con dulzura. Por tanto, razón y orden, sí, porque sin una línea conductora la vida es un caos, sin …

26 de Diciembre Fiesta: San Esteban, protomártir,

Imagen
Jesús dijo a sus Apóstoles: «Guardaos de los hombres, porque os entregarán a los tribunales y os azotarán...Y seréis odiados de todos por causa de mi nombre; pero el que persevere hasta el fin, ése se salvará»” (Mateo 10,17-22) .
Tres festividades de santos siguen inmediatamente a la de Navidad: San Esteban, San Juan, los santos Inocentes. La fiesta de Navidad es todo dulzura, pero está el hecho de que un rústico pesebre fue la cuna de Jesús. La cruz se perfila ya. San Esteban fue el primer mártir. Mártir significa “testimonio”. ¿Cómo hemos de ser testimonios de Jesús? Mirando al cielo, como el joven que hoy celebramos: «mirando al cielo, vio la gloria de Dios y a Jesús de pie a la derecha de Dios». Esteban es aquel que los adversarios «no podían resistir a la sabiduría y al Espíritu con que hablaba». El primero en seguir verdaderamente a su maestro llevando la cruz, como otro Cristo. ¿Por que se odia o se persigue a Cristo y a los cristianos? Por el egoísmo de los hombres, ¡nadie po…

25 Diciembre

Imagen
¡Niño Jesús! ¿Estás lloroso en la noche de Navidad? ¿Qué es lo que te apena? Le duele que después de dos mil años todavía hoy se repita en sinnúmero de familias la escena de Belén: No hay lugar para Él en el alma de los hombres. No nos engañemos: las luces multicolores..., los regalos... Todo, todo, no es más que mera exterioridad, una cosa sin alma, cuando en nuestro espíritu no hay sitio para Cristo. Y, sin embargo, si Cristo hubiese nacido en Belén cien veces, pero no en tu alma, para nada te aprovecharía: te condenarías.
Los primeros amigos del Señor en la tierra fueron unos ingenuos pastorcillos. No mandó un ángel a Herodes, ni a los príncipes del sacerdocio judío, ni a los ricos comerciantes, sino a los humildes pastores. Les envió un ángel, y como ellos estaban llenos de buena voluntad les concedió la gracia de la fe que nos alcanza la verdadera dicha.
¡Fe, fe cristiana, fe incontrastable! El mayor tesoro del hombre. El Padre celestial sembró también en tu alma la fe santa en …

24 de Diciembre (Lc 1,67-79)

Imagen
El Canto de Zacarías. «Bendito el Señor Dios de  Israel porque ha visitado y redimido a su pueblo... libres de manos enemigas,  podamos servirle sin temor en santidad»
Beda el Venerable comentaba: "El Señor (...) nos ha visitado como  un médico a los enfermos, porque para sanar la arraigada enfermedad de  nuestra soberbia, nos ha dado el nuevo ejemplo de su humildad; ha  redimido a su pueblo, porque nos ha liberado al precio de su sangre a  nosotros, que nos habíamos convertido en siervos del pecado y en esclavos  del antiguo enemigo. (...) Cristo nos ha encontrado mientras yacíamos "en  tinieblas y sombras de muerte", es decir, oprimidos por la larga ceguera del  pecado y de la ignorancia (...)
Toma, Señor, y recibe, toda mi libertad, mi memoria,
mi entendimiento y toda mi voluntad; todo mi haber y mi poseer.
Tú me lo diste, a ti, Señor lo devuelvo.
Todo es tuyo. Dispón de mí según tu voluntad.
Dame tu amor y gracia que ésta me basta. Amén.

Dios empieza a habitar en t…

23 Diciembre San Lucas 1,57-66.

Imagen
“Querían llamarlo Zacarías, como su padre; pero la madre dijo: "No, debe llamarse Juan".
«Su nombre es Juan»  «Estaba yo en el vientre, y el Señor me llamó, en las entrañas maternas y  pronunció mi nombre» (Is 49,1)Celebramos hoy el nacimiento de san Juan Bautista.... Hoy podemos hacer nuestra esta exclamación. Dios nos ha conocido y amado incluso antes que nuestros ojos pudieran contemplar las maravillas de la  creación. Cada hombre al nacer, recibe un nombre humano. Pero ya antes de que  eso ocurra, posee ya un nombre divino: el nombre con el cual Dios, el Padre, le  conoce y le ama desde siempre y para siempre. Y es así para todos, sin exclusión alguna. ¡Ningún hombre es anónimo para Dios! A sus ojos, todos tienen el mismo  valor: todos son diferentes, pero todos iguales, todos llamados a ser hijos en el Hijo.
Lanzad gritos de júbilo. Ya se ve la gloria del Señor, el esplendor de nuestro Dios. Se fortalecen las manos débiles y las rodillas vacilantes. Digan a los de cora…

IV Domingo 22 de Diciembre (Mateo. 1,18-24)

Imagen
"José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo.
Dios dispone todo para nuestro bien, ¿de qué manera busco iluminar mi vida con la Palabra de Dios?, ¿qué hago para vivir de acuerdo a lo que el Señor quiere y espera de mi?, ¿dónde y de qué forma busco conocer y profundizar en mi fe, para conocer lo que Dios espera de mi? José, supo cambiar sus planes para asumir el proyecto de Dios, yo, ¿qué hago para ser dócil a lo que el Señor me pide?, ¿de qué manera acepto lo que me superan y que están más allá de mi voluntad? ¿Qué hago para buscar la voluntad de Dios en esos casos? ¿Qué vamos a hacer para que Navidad, sea una fiesta de Familia, donde cada uno de nosotros pueda agradecer por el don que es la otra persona. José, supo dejar sus planes, para vivir los planes de Dios. Viendo su actitud de fe, ¿qué podemos hacer para que esta Noche Buena no se reduzca a una cena y que nos olvidemos que la Navidad tie…

21 de Diciembre (Lucas 1,39-45).

Imagen
Isabel, exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre  las mujeres y bendito el fruto de tu seno; y ¿de dónde a mí que la  madre de mi Señor venga a mí? Porque, apenas llegó a mis oídos la  voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno. ¡Feliz la que ha  creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del  Señor!»
El relato de la visitación sigue al de ayer, y vemos la llena de  gracia, animada por el Espíritu Santo, atender a Isabel, pues partió  enseguida (dice el texto: de modo festivo,  alegre). Se puede aplicar a ella aquello de "qué hermosos son sobre los  montes los pies del mensajero que anuncia la paz". No sabemos si san  José la acompañó. Así llegó a aquella población de las montañas de Judea,  Aín-Karim. “La alegría de Dios y de María se ha esparcido por todo el mundo.  Para darle paso, basta con abrirse por la fe a la acción constante de Dios en  nuestra vida, y recorrer camino con el Niño, con Aquella que ha creído, y de  la mano enamor…

20 de Diciembre (Lucas 1,26–38).

Imagen
«No temas, María, porque  has hallado gracia delante de Dios;  vas a concebir en el seno y vas  a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús.  El será  grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el  trono de David, su padre...» 
S. Bernardo comenta: “Oíste, Virgen, que concebirás y darás a luz a  un hijo; oíste que no era por obra de varón, sino por obra del Espíritu  Santo. Mira que el ángel aguarda tu respuesta, porque ya es tiempo que se  vuelva al Señor que lo envió. También nosotros (…) esperamos, Señora,  esta palabra de misericordia. Se pone entre tus manos el precio de nuestra  salvación; en seguida seremos librados si consientes (…) por tu breve  respuesta seremos ahora restablecidos para ser llamados de nuevo a la  vida... No tardes, Virgen María, da tu respuesta. Señora Nuestra, pronuncia  esta palabra que la tierra, los abismos y los cielos esperan (…) Responde  presto al ángel, o, por mejor decir, al Señor por medio del ángel; responde  una…

19 de Diciembre (Lucas 1,5-25).

Imagen
Días después,  concibió su mujer Isabel; y se mantuvo oculta durante cinco meses  diciendo: «Esto es lo que ha hecho por mí el Señor en los días en  que se dignó quitar mi oprobio entre los hombres»
San Lucas evoca algunos natalicios milagrosos del Antiguo Testamento: Isaac,  nacido de Abraham de edad muy avanzada. Y de Sara, estéril... Samuel que  viene al mundo como un "don de Dios" a una pobre madre sin hijos... y  luego José, y Sansón, etc. Un tema bíblico que anuncia el de la maternidad  virginal de María: "no hay nada imposible para Dios"
En la Virgen María el cristiano ensalzó a la mujer y la levanto sobre un pedestal, que ni antes ni después podía sospecharse. Y a medida que se iba propagando el culto mariano, se difundía también un concepto completamente nuevo de la mujer. El que se hacía cristiano y honraba a María, miraba con un respeto emocionado a todas las mujeres. Porque el culto mariano, si por una parte inculcaba a la mujer su propia dignidad y el…

18 de Diciembre (Mateo 1,18-24).

Imagen
«Ved que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por  nombre Emmanuel, que traducido significa: “Dios con nosotros”».  Despertado José del sueño, hizo como el Ángel del Señor le había  mandado, y tomó consigo a su mujer”
El ángel que dio la alegre nueva del Nacimiento a los pastores, les dijo: «os ha nacido el Salvador» (esto significa Jesús), «que es Cristo», o Mesías. Antes había dicho también un ángel a San José: «le pondrás por nombre Jesús, pues ha de salvar a su pueblo de los pecados.» Se ha de exhortar a los niños a que invoquen ese nombre con frecuencia. Por ser poderoso se ha de invocar en las necesidades y peligros. Tomás de Kempis ahuyentaba al diablo asi. A la hora de la muerte, cuando Satanás arrecia en sus ataques sabiendo que le queda poco tiempo... Por ser dulcísimo se ha de pronunciar como saboreando su dulzura y suavidad y gozándose en sus excelencias. Jesús, en hebreo significa: «Dios salva». Señor,  libéranos del pecado. ¡Líbranos del «mal»! Líbrano…

17 de Diciembre (Mateo 1,1-17).

Imagen
Jacob engendró a José, el esposo de  María, de la que nació Jesús, llamado Cristo”

En la genealogía de Jesús –decíaVan Thuân- hay un canto al amor de Dios, "su misericordia es eterna": "Levanta  del polvo al indigente y de la inmundicia al pobre..."». No hemos de portarnos bien para que Dios nos  quiera, sino que Dios nos quiere de todos modos: «No hemos sido escogidos a causa de nuestros méritos,  sino sólo por su misericordia. "Te he amado con un amor eterno, dice el  Señor". Esta es nuestra seguridad. Este es nuestro orgullo: llamados y escogidos por amor».

En la novela Los miserables, Víctor Hugo se refiere a un excelente párroco de pueblo que vivió haciendo el bien toda suvida y que en su vejez quedó ciego. Vivía con una hermana ancianano que lo quería muchísimo. El escritor agrega: ¿qué cosa puede ser más consoladora que la experiencia de sentirse en las manos de alguien que nos ama? Y por otra parte, el que nos ama es feliz cuando sabe que sin él …

16 de diciembre. San Mateo 21, 23-27

Imagen
¿Con qué autoridad haces esto? También yo os voy a preguntar una cosa; si me contestáis a ella, yo os diré a mi vez con qué autoridad hago esto.

Encontramos a Jesús debatiendo, una vez más, con los sumos sacerdotes y ancianos del pueblo.Le hacen una pregunta que, bajo apariencias de adulación, escondía veneno. ¿Con qué autoridad haces ésto?. A ellos no les importaba nada la verdad, no están dispuestos a abrirse a ella. Como dijo en una ocasión O. Wilde, “la verdad es una cosa muy dolorosa de oír y de manifestar”. Jesús se vuelve hermético ante quien, al dirigirse a él, va buscando con mente obtusa, bajos intereses ajenos a la verdad. Con Él no se juega. Muchas veces los únicos que se atreven a buscar la verdad son los que no tienen nada que perder. Tal vez por eso, los más “buenos” no son siempre los más sinceros.
Trabaja con espíritu de oración. Estudia las cosas del mundo; pero no fijes en ellas más que un solo ojo, quede el otro clavado en la luz eterna. Escucha a los científicos;…

III Domingo de Adviento, Ciclo A (Mt 11,2-11).

Imagen
«Id y  contad a Juan lo que oís y veis: los ciegos ven y los cojos andan, los  leprosos quedan limpios y los sordos oyen, los muertos resucitan y  se anuncia a los pobres la Buena Nueva»

El tercer domingo resalta una de las más importantes características ue deben definir a un cristiano: la alegría. No estamos hablando de la alegría plástica y falsa que preconiza nuestra sociedad de consumo, que más que alegría de verdad ofrece simple ocio, entretenimiento y diversión. Tampoco hablamos de la alegría natural que se deriva de que las cosas nos salgan bien. O de la alegría tonta de quien no se entera de la vida y la vive de forma inconsciente o irresponsable.

Un hombr muy rico.Su gran pasión era comprar y consumir. Había una cosa que no conseguía tener. Y por más que compraba cosas, nunca la lograba encontrar: La alegría. Le dijeron que un anciano sabio podría ayudarle. Vivía en lo alto de una montaña, en una humilde y pobre cabaña. Me han dicho que usted podría ayudarme a encontrar la …

II Semana de Adviento Sábado (Mateo 17,10-13).

Imagen
Así también el Hijo del hombre  tendrá que padecer de parte de ellos». Entonces los discípulos  comprendieron que se refería a Juan el Bautista”
San Agustín tuvo la experiencia de su conversión, de ese itinerario  largo hasta acabar rendido ante la Verdad: "¡Tarde te amé, hermosura  soberana, tarde te amé! Y Tú estabas dentro de mí y yo afuera, y así por  fuera te buscaba; y me lanzaba sobre estas cosas hermosas que Tú creaste.  Tú estabas conmigo, mas yo no estaba contigo. Me retenían lejos de Ti  aquellas cosas que sin Ti no existirían. Me llamaste y clamaste, y  quebrantaste mi sordera; brillaste y resplandeciste, y curaste mi ceguera,  exhalaste tu perfume y lo aspiré, y ahora te anhelo; gusté de Ti, y ahora  siento hambre y sed de Ti; me tocaste, y deseé con ansia la paz que  procede de Ti" (San Agustín).
San Basilio reflexiona sobre este problema cuando habla de la cuestión de Ia educación. Comenzaban, en su tiempo, las denominadas escuelas monásticas en las que se ac…

II Semana de Adviento Viernes (Mateo 11,16-19).

Imagen
«¿A quién se parece esta  generación? Se parece a los niños sentados en la plaza, que gritan a  otros: "Hemos tocado la flauta, y no habéis bailado; hemos cantado  lamentaciones, y no habéis llorado»
Parece que aquí es Jesús quien hace alusión a un juego de niños. San Cirilo de Jerusalén recuerda cómo jugaban los niños en Palestina: «a boda» o «a funeral». A los niños les gusta imitar lo que ven hacer a los adultos, especialmente las ceremonias, y se toman muy en serio su juego, a diferencia de los adultos. 

Madre Teresa de Calcuta: “En vísperas de la Navidad yo  abrí un hogar para enfermos de sida en Nueva York como regalo de  nacimiento para Jesús. Lo empezamos con quince lechos para otros tantos  pacientes y con cuatro jóvenes a quienes conseguí sacar de la cárcel porque  no querían morir allí. Uno de ellos hubo de ser trasladado  al hospital. Antes de irme dijo: —¿Sabe, Madre Teresa? Cuando siento un tremendo mal de cabeza,  lo comparto con el dolor de Jesús al ser coronado …

II Semana de Adviento Jueves (Mateo 11,11-15).

Imagen
Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el  Reino de los Cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan. Pues  todos los profetas, lo mismo que la Ley, hasta Juan profetizaron. El que tenga  oídos, que oiga»”.
“El Reino de Dios padece violencia, y quienes se esfuerzan lo  conquistan”: los poderes del mal  nuestran malas  inclinaciones en el alma, muestra violencia y lucha. El cristiano que oye a Jesús, se  llena de paciencia y humildad, y pide ayuda al Señor, para caminar llenos de esperanza. No importa si somos débiles, si nos acogemos  a la fuerza del Señor: “Detesta con todas tus fuerzas la ofensa que has  hecho a Dios y, con valor y confianza en su misericordia, prosigue el camino  de la virtud que habías abandonado” (San Francisco de Sales).
El P. Hidalgo el 6 de septiembre de 1810 gritó desde el púlpito:
“Viva la Virgen de Guadalupe.
Viva la independencia.
Abajo el mal gobierno”
Y Carlos Fuente dice: “Uno puede no identificarse con el cristianismo pero no puede co…

II Semana de Adviento Miércoles (Mateo 11,28-30).

Imagen
Jesús: «Venid a mí todos los  que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso. Tomad  sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy manso y humilde  de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi  yugo es suave y mi carga ligera»”
"Porque Dios, aun ofendido, sigue siendo Padre nuestro; aun irritado, nos  sigue amando como a hijos. Sólo una cosa busca: no tener que castigarnos  por nuestras ofensas, ver que nos convertimos y le pedimos perdón" (San  Juan Crisóstomo). Hoy entendemos que el pecado no es el castigo divino,  sino la falta de acogida al amor de Dios, y por tanto la soledad por rechazo  de esa mano amorosa que Él siempre nos tiende: "La omnipotencia de Dios  -dice Santo Tomás- se manifiesta, sobre todo, en el hecho de perdonar y  usar de misericordia, porque la manera de demostrar que Dios tiene el  poder supremo es perdonar libremente".
Una antigua tradición Húgara.Cuando el Príncipe Primado corona al rey, en la antiquís…

II Semana de Adviento Martes (Mt 18,12-14)

Imagen
Jesús dijo a sus discípulos: «Qué os parece? Si un hombre tiene cien ovejas y se le descarría una de ellas, ¿no dejará en los montes las noventa y nueve, para ir en busca de la descarriada?
Si se pierde una oveja, es un pequeño drama. Otros animales son capaces de encontrar la manada, pero una oveja sola está perdida. La parábola expresa en la teología dogmática: sin la gracia de Dios el hombre no es capaz de encontrar el camino adecuado. San Agustín lo había aprendido en su propia carne y por eso se oponía vigorosamente a los pelagianos, para los cuales es suficiente tener una fuerte voluntad para convertirse. Pero, ¿qué les decimos a los que no tienen fuerza de voluntad suficiente para cambiar? Ningún pecador puede convertirse por sí solo. Debe orar para que Jesús lo tome sobre sus hombros, para que la gracia le conduzca. Después debe colaborar con ella según sus propias fuerzas. Entonces su voluntad será fortalecida y podrá hacer milagros.
Nunca es tan grande el hombre como cuando…

II Semana de Adviento Lunes (Lucas 5,17- 26).

Imagen
Para que sepáis que el Hijo del hombre tiene en la tierra poder de  perdonar pecados, dijo al paralítico: ‘A ti te digo, levántate, toma tu  camilla y vete a tu casa’». Y al instante se levantó y se fue a su casa, glorificando a  Dios»
«Es propio del  amigo hacer el bien a los amigos, principalmente a aquellos que se  encuentran más necesitados» (Santo Tomás de Aquino). Ser amigo es algo muy grande: el amigo no juzga la causa de las  desgracias, está al lado para acompañar. A Jesús le gusta ver  el amor expresado en los signos de amistad: quiere convencer no vencer, ofrecer la experiencia de lo que va bien, quiere lo mejor para el amigo  y está dispuesto a sacrificarse por él, hacer algo poco habitual como es  subir al tejado y levantar el techo para descolgar, la litera con el amigo y ponerlo  ante Jesús. Hay que reconocer la audacia de esos amigos, y poner al amigo  ante Jesús.
A una pintora no creyente se le encarga la restauración de unos iconos antiguos. Al comenzar el trabajo l…

II Domingo de Adviento, Ciclo A Lucas 1,26-38

Imagen
«¡Nada es imposible para Dios!».
*Philip Roth, el famoso novelista judío de Newark, escribió una historia titulada “La Conversión de los Judíos”.Ozzie, un muchacho en la catequesis de Mr. Binder, el rabino judío, puso en gran aprieto a su guía espiritual.
Un día, Ozzie le dijo al rabino que si Dios pudo hacer la creación en seis días, cosa harto difícil, ¿por qué no pudo hacer que una mujer pudiera dar a luz a un hijo sin tener relaciones sexuales?
Imposible, le dijo el rabino.
Usted no sabe nada sobre Dios, le espetó el muchacho y salió corriendo de clase, subió a la azotea de la sinagoga, echó la llave y amenazó con saltar a la calle.
Acudieron los bomberos, el rabino le imploraba que no saltara, su madre le decía: no seas un mártir y sus compañeros contemplaban atónitos a su amigo tan valiente y tan hereje.
Desde la azotea Ozzie gritó:
- Rabino Binder, ¿cree usted en Dios?
- Sí, creo.
- ¿Cree usted que Dios puede hacerlo todo?
- Sí
- Dígame que cree que Dios puede hacer un niño si…

I Semana de Adviento Sábado (Mateo 9,35-10,1.6-8).

Imagen
“Jesús al ver a las multitudes se llenó de  compasión por ellas, porque estaban maltratadas y abatidas como  ovejas que no tienen pastor” 
“Cuatro son las condiciones que debe reunir el buen  pastor: El amor: fue precisamente la caridad la única virtud  que el Señor exigió a Pedro para entregarle el cuidado de su rebaño. La vigilancia, para estar atento a las necesidades de las ovejas. La doctrina, con el fin de poder alimentar a los hombres hasta  llevarlos a la salvación. Y la santidad; ésta  es la principal de todas las cualidades” (Santo Tomás de Villanueva).
San Buenaventura reza: “¡Oh Jesús, Salvador del mundo, sálvanos,  ayúdanos, oh Señor Dios Nuestro!, reforzando a los débiles, consolando a  los afligidos, socorriendo a los frágiles, consolidando a los vacilantes”... y “¡Alégrate, viendo que Jesús ahuyenta los demonios en la  remisión del pecado, alumbra a los ciegos infundiendo el verdadero  conocimiento, resucita a los muertos al conferir la gracia, cura los enfermos,  san…

I Semana de Adviento Viernes (Mt 9,27-31).

Imagen
Le siguieron dos ciegos  gritando:«¡Ten piedad de nosotros, Hijo de David!». Jesús les dice: «¿Creéis que  puedo hacer eso?». «Sí, Señor». Les tocó los ojos  diciendo: «Hágase en vosotros según vuestra fe». Y se abrieron sus  ojos».
Hay que pedirle al Señor, que nos libres de la ceguera. El mismo San Agustín decía: “ciego y hundido, no podía concebir la luz  de la honestidad y la belleza que no se ven con el ojo carnal sino solamente  con la mirada interior”. Sin  abrirnos a Dios sufriremos ceguera de corazón. “¿Qué soy yo sin ti para mi mismo sino un guía ciego  que me dirijo al precipicio?”.
Dos vistantes de una exposición permanecen parados ante el mismo cuadro. El primero está disgustado: «¡Qué amalgama de colores! ¡y tienen la vergüenza de exponer un cuadro así! El otro parece absorto. Piensa para sí!»: «Qué pena que no consiga entenderlo. Creo que este cuadro lo ha hecho un verdadero artista, pero Yo no lo entiendo. Quizás antes o después se roe artista, pero yo no lo entiendo.…

I Semana de Adviento Jueves (Mt 7,21.24-27).

Imagen
“No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el Reino de  los Cielos; sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en  los Cielos. ”
En algunos libros antiguos de oración se encontraba a veces la imagen de Jesús jardinero, que ata un pequeño arbol a un palo de apoyo. No lo hace para limitar el crecimiento de la planta, sino para darle estabilidad y fuerza para resistir el viento, para que no se rompa. Este es el sentido de los mandamientos.  El de hacer la Voluntad de Dios como la hizo María la Virgen.
«He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra.» Y en aquel instante el Hijo de Dios se encarnó en las purísimas entrañas de María, por obra del Espíritu Santo. Con devoción besan los fieles esa casa, que hoy se halla dentro de un templo en Loreto, en Italia. Según una tradición, los ángeles la llevaron por los aires, primero a Dalmacia, y de allí a Loreto. Saludad a María con la devoción y fervor con que la saludó el ángel, y como la saludó Santa Isabel. Nosotr…

I Semana de Adviento Miércoles (Mateo 15,29-37).

Imagen
Jesús les preguntó: ¿Cuántos panes  tenéis?... Siete y unos pocos pececillos... Y comieron  todos y quedaron satisfechos. De los trozos sobrantes recogieron  siete espuertas llenas”
“¿Qué es lo que queréis o buscáis cuando venís a la Iglesia? ¡ La misericordia!. Practicad, pues, la misericordia terrena y  recibiréis la misericordia celestial. El pobre te pide a ti, y tú le pides a Dios;  aquel un bocado, tú la vida eterna. Da al indigente y merecerás recibir de  Cristo, ya que Él ha dicho: «Dad y se os dará». ¿Cómo te  atreves a esperar recibir si tú te niegas a dar? Por esto, cuando vengáis a la  iglesia, dad a los pobres la limosna que podáis, según vuestras  posibilidades" (San Cesareo de Arles).
Hay un proverbio que dice:
“Con la oración nunca llegarás tarde,
con el ayuno no adelgazarás,
con la limosna no  empobrecerás”

No valen las excusas me de falta de tiempo para orar, 
si ayuno perderé fuerzas,
si doy limosna quedaré más pobre de lo que soy.

DANTE, el poeta insuperable …

I Semana de Adviento Martes (Lucas 10,21-24).

Imagen
«¡Dichosos los ojos que ven lo que  vosotros veis! Porque os digo que muchos profetas y reyes desearon  ver lo que veis vosotros, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo  oyeron»”
La alegría profunda de la Navidad ¿quién la experimentará mejor? Los humildes, los que  saben apreciar el amor que Dios y los que valoran las pequeñas cosas, como los pastores, una familia pobre que da gracias a Dios por lo que poseen… En  Adviento tenemos que vivir la alegría que el Señor, que trae con su  venida. Si tú no vives esa alegría estás oscureciendo algo de la alegría divina En en cada  Eucaristía te tenemos que mirar hacia el futuro: «mientras esperamos la gloriosa venida de nuestro Salvador Jesucristo».
Un orador de la antigüedad, tuvo que hacer un discurso referente a Felipe de Macedonia; pero no alabó las cualidades de gobierno, ni las dotes guerreras de Felipe, sino que, con voz emocionada, dijo estas palabras: «Basta decir de ti, Felipe, que has sido el padre de Alejandro Magno» También n…

I Semana de Adviento Lunes (Mateo 8,5-11).

Imagen
" Pero el centurión le replicó: "Señor, no soy quien para que  entres bajo mi techo. Basta que lo digas de palabra, y mi criado  quedará sano”

‘Señor, no soy digno de  que entres en mi casa, pero mándalo con tu palabra y será sano mi  siervo’…” En cada Misa repetimos esas palabras  antes de comulgar. Y es un gran momento para renovar  nuestra fe, y pedir al Señor la  curación de nuestra alma. Pedirle que participemos de la alegría  de Jesús, porque “Un santo triste es un triste santo” y un cristianos triste es un triste cristiano. El cristiano que vive la alegría de Cristo la comunicará a la Comunidad cristiana y humana. Dice de Lubac, siguiendo la teología  de los Padres: “la salvación ha sido considerada siempre como una realidad  comunitaria”, como vemos en el Centurión, que se ocupa de su siervo,  como vemos en la lectura de Isaias que habla de una «ciudad» (Sión,  Jerusalén) “y, por tanto, de una salvación comunitaria”.

El jefe de una tribu estaba a punto de morir y ll…

I Domingo de Adviento, Ciclo A (Mateo 24,37-44)

Imagen
«Estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro  Señor.  porque a la  hora que menos penséis viene...» .
Para recibir a una persona muy querida, disponemos la casa,  cuidamos la limpieza y el arreglo:  Lo primero en la vida  espiritual, hay que aprovechar este tiempo de preparación para disponerlo  todo y responder así al amor divino manifestado en la venida del Señor, sabiendo que Dios nos ama como somos,  como decía San Josemaría Escrivá: “Hemos de adquirir la medida divina de  las cosas, no perdiendo nunca el punto de mira sobrenatural, y contando  con que Jesús se vale también de nuestras miserias, para que resplandezca  su gloria. Por eso, cuando sintáis el amor  propio, el cansancio, el desánimo, el peso de las pasiones,  escuchad al Maestro; porque, mientras vivamos, nos acompañarán siempre las debilidades personales” (Amigos de Dios, 194).
Alejandro Magno no es un santo del calendario, pero sí es uno de esos iconos de la historia de la humanidad al que se le atribuyen…