Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2020

31 de mayo de 2020

Imagen
Pascal decía: “El corazón tiene razones que no entiende la razón”. ¡Hay que cultivar lo bueno del corazón, aunque la razón no lo entienda!
Hay que saber que “no importa el pedazo de tierra, sino el pedazo de hombre que la cultiva”, pues el hombre es el agricultor de su corazón, de lo que siembra en él.
Estamos inclinados a disculpar nuestros errores y cargar la culpa a todo y a todos. Nos perdonamos a nosotros y condenamos a los demás.

- ¿Tienes siempre “razones” para disculpar tus errores?
- ¿Sabes conjugar su razón y su corazón? 
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

30 de mayo de 2020

Imagen
Voltaire, acérrimo enemigo de la religión, tenía un águila domesticada y libre en su castillo de Ferney. El águila enfermó. Un día le preguntó a la señora que los cuidaba:
- ¿Cómo va el águila? ¿Se ha curado?
La señora le contestó:
- El águila no está enferma, ni está curada, sino que se ha muerto.
Voltaire se invadió de cólera y despidió a la pobre mujer. Así es como actuó el “sabio del mundo” de aquel tiempo. Era rico, vivía en la opulencia… pero la muerte de un águila le infundió tal desasosiego que le duró meses.
¿Cuál es tu orden de prioridades?
¿Pierde el control con facilidad?
Conforme sea tu relación con Dios así será tu respuesta ante las adversidades. San Agustín decía: “si amas al Cielo, cielo eres; si amas la tierra, tierra eres; si amas a Dios, Dios eres”. ¡Somos lo que amamos! ¿Qué es lo que más amas tú?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

29 de mayo de 2020

Imagen
¡Que nadie  te arranque tu fe! 
Seguro que conoces el mito griego de Anteo. Este gigante era hijo de Gea, de la tierra. Mientras estaba pisando la tierra nadie podía vencerlo, porque la Tierra le había dado la vida, de ella obtenía su fuerza invencible. ¿Qué le sucedió? Que Heracles (Hércules) lo arrancó de la tierra y levantándolo en el aire lo estranguló con facilidad. ¿Qué nos quiere decir a nosotros este mito? Que procedemos de Dios, que Él es nuestra tierra, nuestra fuerza, y que si nos dejamos arrancar de él no somos nada.
- ¿Buscas en Dios tu fuerza?
- ¿Te dejas arrancar la gracia fácilmente?

Heine (poeta alemán) ante la catedral de Amberes, dijo: “En aquellos tiempos tenían dogmas, ¡y qué magníficas obras construían! Nosotros solo queremos opiniones, y con opiniones no se edifican catedrales”.
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

28 de mayo de 2020

Imagen
¡Porque nos ama! 
¿Por qué el Hijo de Dios se hizo uno de nosotros? ¿Por qué Dios se interés tanto por nosotros?
La respuesta es sencilla: Porque nos ama. ¿Por qué una madre se preocupa y sacrifica por sus hijos? Porque los ama.
A Dios le dolía que el hombre caminara en tinieblas, en el egoísmo cerril, en la esclavitud de esclavo sin derechos. Y por amor bajó a la tierra, el Paraíso convertido en el purgatorio por el orgullo del hombre, y la abrió al horizonte de Salvación. Y es que el Amor, y “Dios es Amor”, todo lo transforma en lo mejor. El amor es la savia de la vida.
- ¿Se interesa usted por el Amor de Dios?
- ¿Vive de cara a dios o de espaldas a Él? 
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

27 de mayo de 2020

Imagen
Los psicólogos dicen que la mayor parte de las mentiras juveniles están dictadas por el miedo: Un niño esconde lo que ha hecho por temor a que sus padres le riñan o castiguen. Pero con el paso del tiempo, la mentira puede convertirse en costumbre y un modo de esconderse ante su irresponsabilidad. No es mentir guardar silencio en vez de revelar un secreto. No es mentir sonreír para ocultar un dolor para no hacer sufrir a los demás. Hay que decir la verdad cuando mintiendo se hace daño.
- ¿Es usted un mentiroso nato?
- ¿Usa la mentira como excusa?
Te tienes por persona sincera, pero tu sinceridad es falsa. Aireas las faltas de los demás, charlas y charlas sobre los defectos de los demás… y dices: “¡Yo es que soy muy sincero!”. Bueno, si eres sincero di tus faltas, tus defectos, y no digas los de los demás.
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

26 de mayo de 2020

Imagen
¿Se desea lo que se ve? A través de los ojos entramos en contacto con lo que nos rodea. Ver, oír y tocar nos proporcionan impresiones que se transforman en imágenes y las imágenes suscitan deseos de posesión. Los estoicos (seguidores del griego Zenón que proclamaban el autodominio de las pasiones) decían: si no quieres pecar con una mujer, evita mirarla. Para los cristianos, mirar no es pecado, es la intención con que se mira.
La vista y los demás sentidos, obras de Dios, son buenos y necesarios, la maldad está en el uso que cada persona le dé.
- ¿Tienes tus miradas contaminadas con maldad?
- ¿Sabes ver lo bueno de cada persona?
Una esposa a su esposo: “Tus palabras y tus actos son tan ásperos que marchitan cualquier alegría. No pises mis alegrías, disfruta con ellas”.
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

25 de mayo de 2020

Imagen
¡Tu dinero, sí! 
Un padre acomodado, que a base de luchar y trabajar ha tenido cierto éxito, dice a su hijo, joven vestido con vaqueros rotos, pelos extraños, vagabundo de botellón… “Me desprecias a mí, pero te aprovechas de lo mío. Me criticas, pero vives a costa mía. Maldices el capitalismo, pero no renuncias al pequeño capital que yo he conseguido. Yo sigo trabajando, tú sigues vagabundeando”. ¿Qué le responde el hijo? “Para recorrer la vida se necesita un coche, y yo uso el tuyo, es decir, tus euros, pequeño capitalista”.
- ¿Eres un burgués que critica el capitalismo?
- ¿Vives a costa de los demás?
El orgullo es una voz que nos grita: “¡No necesitas a nadie, pero aprovéchate de lo que tengan!”. La persona orgullosa está carcomida por el egoísmo.
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

24 de mayo de 2020

Imagen
Domingo Ascensión del Señor 
Evangelio (Mt 28,16-20)
«Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra»  « Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo». 
San León Magno: „«Lo que era visible en nuestro Salvador ha pasado ahora a sus misterios». ¿A qué misterios? A los que ha confiado a su Iglesia. El gesto de bendición se despliega en la liturgia, las huellas sobre tierra marcan el camino de los sacramentos. Los Apóstoles habrán tenido tiempo para habituarse al otro modo de ser de su Maestro a lo largo de aquellos cuarenta días, en los que el Señor no “se aparece”, sino que “se deja ver”. Ahora descubren que, en adelante, no sólo anunciarán la Palabra, sino que infundirán vida y salud, con en el bautismo y en los demás sacramentos.

Un hombre se hizo construir un palacio e invitó a …

23 de mayo de 2020

Imagen
Sábado VI de Pascua
Evangelio (Jn 16,23-28
Jesús dijo:  En verdad, en verdad os digo: lo que pidáis al Padre os lo dará en mi nombre,  pues el Padre mismo os quiere, porque me queréis a mí. 
Jesús nos hace participar de su misterio más preciado: Dios  Padre es su origen y es, a la vez, su destino. “Aquel” a quien los judíos denominan  Dios es el que nos ha enviado a Jesús; es, por tanto, el Padre de los creyentes. Y esta filiación divina de Jesús nos recuerda otro aspecto fundamental para nuestra  vida: los bautizados somos hijos de Dios en Cristo por el Espíritu Santo. Esto  contiene un misterio bellísimo para nosotros: esta paternidad divina adoptiva de  Dios hacia cada hombre se distingue de la adopción humana en que tiene un  fundamento real en cada uno de nosotros, ya que supone un nuevo nacimiento. Por tanto, quien ha quedado introducido en la gran Familia divina ya no es un extraño.    Concédenos, Dios todopoderoso, exultar de gozo y darte gracias porque la  Ascensión de Jesucri…

22 de mayo de 2020

Imagen
Viernes VI de Pascua
Evangelio (Jn 16,20-23a
«Vuestra tristeza se convertirá en gozo» 
La mujer, cuando va a dar a luz, está triste, porque le ha llegado su hora; pero cuando ha dado a luz al niño, ya no se acuerda del aprieto por el gozo de que ha nacido un hombre en el mundo.

Los sufrimientos de los días de la Pasión se han tornado alegrías. ¡Qué ambiente tan bonito en el Cenáculo! Y el que se está preparando, como Jesús les ha dicho. Nosotros sabemos que María, Reina de los Apóstoles, Madre de la Iglesia naciente, nos guía para recibir los dones y los frutos del Espíritu Santo. Los dones son como la vela de una embarcación cuando está desplegada y el viento —que representa la gracia— le va a favor: ¡qué rapidez y facilidad en el camino! «Vuestra alegría nadie os la tomará» (Jn 16,23) y «vuestra alegría será completa» (Jn 16,24). Y en el Salmo 126,6: «Al ir, va llorando, llevando la semilla; al volver, vuelve cantando trayendo sus gavillas».
Como nos dice san Josemaría: «Quiero que e…

21 de mayo de 2020

Imagen
Jueves VI de Pascua
Evangelio (Jn 16,16-20
Jesús habló así: En verdad, en verdad os digo que (…) vuestra tristeza se convertirá en  gozo».   
Presencia de Dios en el mundo 
A la vista de las desgracias que ocurren en nuestro mundo la pregunta es: "¿Dónde está Dios?". Jesús, de un modo misterioso, afirma que le  volveremos a ver, y que eso nos causará gozo. Además, nos ha desvelado el rostro  de Dios: Él es Padre.    A Dios no se le escapa el mundo de las manos. Él no ejerce un "gobierno policial"  (como solemos hacer nosotros), sino providencial. Dios no es un "arbitro". Como  Padre providente, Dios "deja hacer", pero "no nos deja". Es decir, respeta los  dinamismos de este mundo (las leyes de la naturaleza y las decisiones de nuestra  libertad, incluso las erróneas), pero —en su infinita bondad y sabiduría— lo  reconduce todo hacia la salvación de la humanidad. Jesús, quisiera decir a todos: no nos inventemos "dioses"; dejemo…

20 de mayo de 2020

Imagen
Miércoles VI de Pascua
Evangelio (Jn 16,12-15
Cuando venga Él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa (…).  Recibirá de lo mío y os lo anunciará a vosotros».    
Jesús aparece, básicamente, como  Maestro. Su preocupación máxima es "decirnos cosas". Cosas que salvan y que, de  diversos modos, fueron pre-dichas en el Antiguo Testamento.  La acumulación de las "cosas" que nos dice Jesús constituye el depósito de la fe.  Creer es, primariamente, conocer. La Iglesia nos invita a "razonar", a profundizar lo  que nos "dice" Jesucristo. Si no hay "razonamiento" que la profundice, si no hay  una buena información religiosa permanente, la fe se convierte en "discusiones de  café".—No se me había ocurrido, Señor, que mi misa dominical es escuchar cosas que Tú  me "dices".

La vida sin fe en la resurrección es una vida realmente deplorable. Un niño está parado en la calle. En la mano tiene un helado. Va dánd…

19 de mayo de 2020

Imagen
Martes VI de Pascua
Evangelio (Jn 16,5-11)
Porque si no me voy, no vendrá a vosotros el Paráclito; pero si me voy, os lo enviaré: y cuando Él venga, convencerá al mundo en lo referente al pecado, en lo referente a la justicia y en lo referente al juicio; en lo referente al pecado, porque no creen en mí... 
¿Cómo puede irse y quedarse al mismo tiempo? Este misterio lo explicó el Papa Benedicto XVI: «Y, dado que Dios abraza y sostiene a todo el cosmos, la Ascensión del Señor significa que Cristo no se ha alejado de nosotros, sino que ahora, gracias al hecho de estar con el Padre, está cerca de cada uno de nosotros, para siempre». Nuestra esperanza se halla en Jesucristo. Nada puede separarnos del amor de Dios. Nada puede disminuir nuestra esperanza. Las negativas del mundo no pueden destruir lo positivo de Jesucristo. El mundo imperfecto en el que vivimos, un mundo donde sufren los inocentes, puede conducirnos al pesimismo. Pero Jesucristo nos ha transformado en eternos optimistas.

Recor…

18 de mayo de 2020

Imagen
Lunes VI de Pascua
Evangelio (Jn 15,26- 16,4
Cuando venga el Paráclito, (...) el Espíritu de la verdad, (...) Él dará testimonio de mí. 
Jesús habló así a sus discípulos:  también vosotros daréis testimonio, porque estáis conmigo desde el principio. 

No se puede decir que san Juan, por sus escritos, fuera pesimista: nos hace una descripción victoriosa de la Iglesia y del triunfo de Cristo. Tampoco se puede decir que él no hubiese tenido que sufrir las mismas cosas que describe. No esconde la realidad de las cosas ni la substancia de la vida cristiana: la lucha. Una lucha que es para todos, porque no hemos de vencer con nuestras fuerzas. El Espíritu Santo lucha con nosotros. Es Él quien nos da las fuerzas. Es Él, el Protector, quien nos libra de los peligros. Con Él al lado nada hemos de temer. Juan confió plenamente en Jesús, le hizo entrega de su vida. Así no le costó después confiar en Aquel que fue enviado por Él: el Espíritu Santo.
Escribió el célebre físico ROBER MAYER:“La fe en la…

17 de mayo de 2020

Imagen
Domingo VI de Pascua
Evangelio (Jn 14,15-21
«Yo le amaré y me manifestaré a él» Jesús dijo a sus discípulos: «Si me amáis, guardaréis mis mandamientos; y yo pediré al Padre y os dará otro Paráclito, para que esté con vosotros para siempre, el Espíritu de la verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque no le ve ni le conoce 
¡Cuántas palabras de aliento, confianza y promesa llegan a nosotros este Domingo! En medio de las preocupaciones cotidianas —donde nuestro corazón es abrumado por las sombras de la duda, de la desesperación y del cansancio por las cosas que parecen no tener solución o haber entrado en un camino sin salida— Jesús nos invita a sentirle siempre presente, a saber descubrir que está vivo y nos ama, y a la vez, al que da el paso firme de vivir sus mandamientos, le garantiza manifestársele en la plenitud de la vida nueva y resucitada.

Realmente la única cuestión decisiva de toda vida humana es ésta: ¿existe o no el otro mundo?
Y esta cuestión no la podemos esquivar. N…

16 de mayo de 2020

Imagen
Sábado V de Pascua
Evangelio (Jn 15,18-21)
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos:  Si el mundo os odia, sabed que a mí me ha odiado antes que a vosotros (…).  Acordaos de la palabra que os he dicho: El siervo no es más que su señor. Si a mí  me han perseguido, también os perseguirán a vosotros (…).
Hoy, el Evangelio contrapone el mundo con los seguidores de Cristo. Una de las  características del seguidor de Jesús es la lucha contra el mal que se encuentra en  el interior del hombre y en el mundo. Con Jesús resucitado somos luz que ilumina  las tinieblas.     Ni el cristiano, ni la Iglesia pueden seguir las modas del mundo. No es Jesús quien se ha de adaptar al mundo;  somos nosotros quienes hemos de transformar nuestras vidas en Jesús. Cuando  nuestra sociedad secularizada pide ciertos cambios o licencias a los cristianos y a la  Iglesia, simplemente nos está pidiendo que nos alejemos de Dios. El cristiano tiene  que mantenerse fiel a Cristo y a su mensaje.

La vida sin fe en la…

15 de mayo de 2020

Imagen
Viernes V de Pascua 
Evangelio (Jn 15,12-17
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos:  «Éste es el mandamiento mío: que os améis los unos a los otros como yo os he amado ()

La caridad: la "ética de Dios". Jesucristo dando las últimas "instrucciones" a los Apóstoles,  poco antes de su "partida". La enseñanza y el mandato son claros: debemos  amarnos como Él mismo nos amó. ¿Hasta qué punto? Hasta la muerte,  entregándolo todo por los hermanos: así es el amor de caridad.    La caridad sería como la "ética divina", el amor al estilo divino. Para nosotros es  una "novedad".Jesús, tú eres Dios y te has hecho Hombre "para mí". Enséñame a amar hasta  "existir para los otros", hasta poder decir al hermano: soy feliz porque te hago feliz.

Uno de los monumentos de mármol del célebre Campo Santo de Génova representa a un padre muerto, colocado en un ataúd, y delante de él, a su hija de rodillas con las manos juntas, tremenda…

14 de mayo de 2020

Imagen
Jueves V de Pascua 
Evangelio (Jn 15,9-11
Jesús habló así a sus discípulos: «Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor». 

En labios de Jesús todo eso se  denomina: permanecer en su amor. Todos necesitamos sacudirnos de la propia vida el egoísmo y ser felices en la fe recibida y vivida día a día, para que los problemas no nos abrumen en lo personal, familiar y en el trabajo. La ausencia de amor mata el alma y la vida, la falta de interioridad, de oración destruyen al hombre desde dentro. Tomemos en serio a Jesús, permanezcamos en su amor. 

El libro del Eclesiastés dice: “Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud antes de que venga el tiempo de la aflicción;antes que el polvo se vuelva a la tierra de donde salió, y el espíritu vuelva a Dios, que le dio el ser” (12,17). Dime, lector, ¿actúas así?
San Pablo nos dice: “No tenemos aquí ciudad permanente, sino que vamos en busca de la que está por venir.” (Hebreos 13,14).Dime, ¿Lo creemos ciertamente?

Hay personas que se …

13 de mayo de 2020

Imagen
Miércoles V de Pascua 
Evangelio (Jn 15,1-8
Unidos en la verdad   Jesús habló así a sus  discípulos: Yo soy la vid; vosotros los sarmientos. El que permanece en mí y  yo en él, ése da mucho fruto. 
Dar fruto más que logro humano, es obra del don de la fe, la iniciativa es siempre de Jesús. Permanecer en Jesús viene a significar, confianza y lealtad mutua, condición indispensable para dar frutos abundantes, al contrario, sin la unión con la cepa el sarmiento no puede hacer absolutamente nada. Sólo la unión con ÉL asegura los frutos deseados.
En Cántico espiritual, Juan de la Cruz, habla de la viña florida, que precisamente da frutos porque unida al Amado. La viña es el alma del creyente donde la vid verdadera, Jesucristo, hace florecer las virtudes teologales y cardinales, todas prontas en sus frutos, en las cuales se gozan el alma y su Amado.

Sin la fe en el Purgatorio no tendrían sentido las muchas oraciones y misas de difuntos. Ya en el siglo II menciona TERTULIANO que los cristianos…

12 de mayo de 2020

Imagen
Martes V de Pascua
Evangelio (Jn 14,27-31a):
En aquel tiempo, Jesús habló así a sus  discípulos: Os dejo la paz, mi paz os doy; no os la doy como la da el mundo.  
En la Cruz, con su  muerte venció a la muerte y al miedo. No nos da la paz como la da el mundo, sino  que lo hace pasando por el dolor y la humillación: así demostró su amor  misericordioso al ser humano.    En la vida de los hombres es inevitable el sufrimiento, a partir del día en que el  pecado entró en el mundo. Pero Dios, en su infinito amor, nos ha dado el remedio  para tener paz en medio del dolor: Él ha aceptado “marcharse” de este mundo con  una “salida” sufriente y envuelta de serenidad.    Jesús, sufres con serenidad porque complaces al Padre celestial con un acto de  costosa obediencia, mediante el cual te ofreces voluntariamente por nuestra  salvación.

SAN AGUSTÍN a la muerte de su madre, Santa Mónica.  Mónica, agonizante, les dice: “Sepultad mi cuerpo en cualquier lugar. No os preocupéis de él. No os pido más q…

11 de mayo de 2020

Imagen
Lunes V de Pascua
Evangelio (Jn 14,21-26
Jesús le respondió: «Si alguno me ama, guardará mi Palabra, y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada en él. El que no me ama no guarda mis palabras. 
Jesús nos muestra su inmenso deseo de que participemos de su plenitud. Incorporados a Él, estamos en la fuente de vida divina que es la Santísima Trinidad. «Dios está contigo. En tu alma en gracia habita la Trinidad Beatísima. —Por eso, tú, a pesar de tus miserias, puedes y debes estar en continua conversación con el Señor» (San Josemaría).

He aquí una recomendación de san Gregorio Magno: «Que no nos seduzca el halago de la prosperidad, porque es un caminante necio aquel que ve, durante su camino, prados deliciosos y se olvida de allá donde quería ir».

Carlos V, rey de España, puso en cierta ocasión a su hijo ante esta extraña disyuntiva. Sobre una mesa colocó una corona, y en la otra mesa una espada; después, llamando a su hijo, le puso en el dilema de escoger entre las dos. El prín…

10 de mayo de 2020

Imagen
Domingo V de Pascua
Evangelio (Jn 14,1-12)
Y cuando haya ido y os haya preparado un lugar, volveré y os tomaré conmigo, para que donde esté yo estéis también vosotros. Y adonde yo voy sabéis el camino». 

En esta invitación que Jesús nos hace, la de ir al Padre por Él, con Él y en Él, se revela su deseo más íntimo y su más profunda misión: «El que por nosotros se hizo hombre, siendo el Hijo único, quiere hacernos hermanos suyos y, para ello, hace llegar hasta el Padre verdadero su propia humanidad, llevando en ella consigo a todos los de su misma raza» (San Gregorio de Niza).

El que no cree en la vida eterna cifrará todo su afán en atesorar bienes materiales y en acumular dinero. Mientras que quien cree de verdad en la vida eterna, considera la vida de este mundo como transitoria y no se deja esclavizar por el trabajo, pues no le basta cuanto le ofrece este mundo. Así aconteció con SAN FELIPE NERI, cuando al oír que el Papa quería hacerle Cardenal, lanzó al aire su birrete y exclamó: ¡L…

9 de mayo de 2020

Imagen
Sábado IV de Pascua
Evangelio (Jn 14,7-14
Yo estoy en el Padre y el Padre está en mí 

Le dice Felipe: «Señor, muéstranos al Padre y nos basta». Le dice Jesús: «¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros y no me conoces Felipe?

Procedemos de Dios, y cada hombre, aunque no sea consciente, lleva el profundo deseo de volver a Dios, de reencontrar la casa paterna y permanecer allí para siempre. Allí se encuentran todos los bienes que podamos desear: la vida, la luz, el amor, la paz… San Ignacio de Antioquía, que fue mártir al principio del siglo segundo, decía: «Hay en mí un agua viva que murmura y dice dentro de mí: ‘¡Ven al Padre!’».

“Dormí y soñé que la vida era alegría, 
desperté y ví que la vida era servicio, 
serví y descubrí que 
en el servicio se encuentra la alegría” (Tagore).

Si quiere conocer a una persona fíjese en sus obras. 
Quien ama lo demuestra haciendo feliz a quien dice que ama.
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer)…

8 de mayo de 2020

Imagen
Viernes IV de Pascua 
Texto del Evangelio (Jn 14,1-6
Jesús dijo a sus discípulos: «No se turbe vuestro corazón. Creéis en Dios: creed también en mí. 

San Juan de la Cruz, maestro eximio en el conocimiento de los caminos de la tierra y al cielo, nos exhorta a la comunión con Dios por medio del Hijo. “Es, pues, de notar que el amor es la inclinación del alma y la fuerza y virtud que tiene para ir a Dios, porque mediante el amor se une el alma con Dios; y así, cuantos más grados de amor tuviere, tanto más profundamente entra en Dios y se concentra con él. De donde podemos decir que cuantos grados de amor de Dios el alma puede tener, tantos centros puede tener en Dios, uno más adentro que otro; porque el amor más fuerte es más unitivo, y de esta manera podemos entender las muchas mansiones que dijo el Hijo de Dios (Jn 14, 2) haber en la casa de su Padre” (LB 1,13).   ¿Cómo puntuaría vd. su amor a Cristo, su seguimiento, su amor y colaboración a la Iglesia?

Podemos orar con Pablo VI: «Tú, S…

7 de mayo de 2020

Imagen
Jueves IV de Pascua 
Texto del Evangelio (Jn 13,16-20
"Yo soy" Os lo digo desde ahora, antes de que suceda, para que, cuando suceda, creáis que Yo Soy.

Todos los discípulos son enviados, los miembros de la comunidad, siempre y cuando el contenido de su predicación sea lo anunciado por Jesús, vivir y obrar según su voluntad para mantener la autoridad del que es enviado. Solo el servicio humilde y desinteresado nos abre a comprender el gesto de lavar los pies y ser enviado por Jesús. En su hogar, entre sus amigos, en su Parroquia, ¿Vd. es el que sirve o le gusta ser servido?

En ti amanece Dios
y viene a revelarte
que el oscuro misterio de la noche
se hace luz familiar en tus pupilas. 
Este mundo cuajado de hermosura,
es su aliento, su brillo y su mirada,
donde puedes perderte y anegarte,
mecido por un mar de transparencias.
(Miguel Combarros. Oficio de la Luz

La mayor derrota de una persona es 
caer en la tentación y no levantarse. 
Cristo siempre tiene sus brazos extendidos hacia ti.
Juliá…

6 de mayo de 2020

Imagen
Miércoles IV de Pascua 
Texto del Evangelio (Jn 12,44-50
Jesús gritó y dijo: «El que cree en mí, no cree en mí, sino en aquel que me ha enviado; y el que me ve a mí, ve a aquel que me ha enviado.

Jesucristo es la manifestación de la voluntad salvífica de Dios, llama a los hombres a sus ánimos para que acojan la salvación, la hagan suya por medio de la fe, verdad y amor, también cabe la posibilidad de perderla, y lo que es salvación se transforme en juicio, cuando no cree (v.47). La salvación toca la libertad humana, incluye la historia de cada hombre, por ello, la respuesta es de amor en libertad, al amor de Dios. Quien escucha a Jesús y no guarda su palabra no es juzgado por ÉL, porque vino como Salvador (v.47). Sin embargo, el hombre conserva  una responsabilidad hasta el final sobre sí y su salvación.

¿Conoces la leyenda de la madre que tenía un hijo sordomudo? El hijo murió sin haber podido pronunciar nunca, ni en una sola ocasión, el nombre de su madre. La madre vivió todavía larg…

5 de mayo de 2020

Imagen
Martes IV de Pascua 
Texto del Evangelio (Jn 10,22-30
Si tú eres el Cristo, dínoslo abiertamente». Jesús les respondió:  «Ya os lo he dicho, pero no me creéis. Las obras que hago en nombre de mi Padre  son las que dan testimonio de mí (). Yo y el Padre somos uno.

Hoy Jesucristo se nos presenta con la afirmación más atrevida de todos los tiempos: Él y el Padre son uno. Se revela como Dios y como el Hijo del Padre-Dios. Nunca ningún líder religioso había esgrimido tal pretensión. Pero Jesús hace "obras" que sólo Dios puede realizar: actúa y habla como Dios. Su "obra" definitiva fue su resurrección por su propio poder.
Cada hombre tiene una imagen de sí mismo, pero en Dios es una Imagen infinitamente perfecta, tanto que es una Persona divina.

¡Qué reveladora fue la confesión de MIGUEL ANGEL, cuando dos días antes de su muerte, después de noventa años empleados en creaciones magníficas, hubo de exclamar: “Dos cosas hay que me pesan: el no haber cuidado más de la salvaci…

4 de mayo de 2020

Imagen
Lunes IV de Pascua 
Evangelio (Jn 10,11-18
Jesús habló así: «Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas. 

Comentando santo Tomás de Aquino esta afirmación, escribe que «es evidente que el título de “pastor” conviene a Cristo, ya que de la misma manera que un pastor conduce el rebaño al pasto, así también Cristo restaura a los fieles con un alimento espiritual: su propio cuerpo y su propia sangre».

San Agustín hablaba frecuentemente de esta exigente responsabilidad del pastor: «Este honor de pastor me tiene preocupado (...), pero allá donde me aterra el hecho de que soy para vosotros, me consuela el hecho de que estoy entre vosotros (...). Soy obispo para vosotros, soy cristiano con vosotros».

Hasta el monstruo de la Revolución francesa, CAMILLE DESMOULINS, escribió a su esposa estas palabras antes de ser guillotinado: “No te preocupes, creo que hay Dios... Lucila, nos veremos.”.

Cuando no se cree en Dios se cree en cualquier cosa. ¿Cree usted en Dios y se deja guia…

3 de mayo de 2020

Imagen
Domingo IV de Pascua 
Evangelio (Jn 10,1-10
«Yo soy la puerta de las ovejas»  y las ovejas le siguen, porque conocen su voz.. 

Hoy, en el Evangelio, Jesús usa dos imágenes referidas a sí mismo: Él es el pastor. Y Él es la puerta. Jesús es el buen pastor que conoce a las ovejas. «Las llama una por una» (Jn 10,3). Para Jesús, cada uno de nosotros no es número; tiene con cada uno un contacto personal. El Evangelio no es solamente una doctrina: es la adhesión personal de Jesús con nosotros.
Hoy, un ecumenismo mal entendido hace que algunos se piensen que Jesús es uno de tantos salvadores: Jesús, Buda, Confucio…, Mahoma, ¡qué más da! ¡No! Quien se salve se salvará por Jesucristo, aunque en esta vida no lo sepa.

Como se rieron de Cristo muchos otros durante su vida terrena. Como cuando se acercó a la hija de Jairo, que había muerto, y dirigiéndose a las plañideras, que lloraban y gritaban les dijo: “¿De qué os afligís tanto y lloráis? La muchacha no está muerta, sino dormida...” “Y sé burla …

2 de mayo de 2020

Imagen
Sábado III de Pascua 
Texto del Evangelio (Jn 6,60-69
En aquel tiempo, muchos de sus discípulos, al oírle, dijeron: «Es duro este lenguaje. ¿Quién puede escucharlo?». Jesús sabía  desde el principio quiénes eran los que no creían y quién era el que lo iba a  entregar.

La Eucaristía es el gran encuentro permanente de Dios con  los hombres, donde el Señor se entrega como "carne" para que —en Él— nos  convirtamos en "espíritu". La Eucaristía debe ser para nosotros un paso a través de la Cruz y una anticipación  de la nueva vida en Dios y con Dios. San Pablo: «El primer hombre,  Adán, se convirtió en ser vivo. El último Adán, en espíritu que da vida» (1Cor  15,45). 

Tú dices: ¡el infierno no puede ser eterno! Pero entonces ¿qué sentido puede tener el sacrificio de Cristo, su muerte redentoras obre la cruz? Si el infierno no es eterno, sacrificó sin motivo a su Hijo Unigénito, murieron sin motivo los mártires, se derramó en vano el sudor de los apóstoles y misioneros, qu…

1 de mayo de 2020

Imagen
Viernes III de Pascua 
Texto del Evangelio (Jn 15,1-8
Los judíos se pusieron a discutir entre sí y decían: «¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?». Jesús les  dijo: (…). El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le  resucitaré el último día (…).
Jesús revela expresamente el alcance de su encarnación: dar la vida por el  mundo. La Eucaristía, además de ser el sacramento de su permanencia entre  nosotros, contiene el don de su sacrificio por nosotros.
—El pan presupone que la semilla —el grano de trigo— ha caído en la tierra, "ha  muerto", y que de su muerte ha crecido después la nueva espiga. El pan terrenal  puede llegar a ser portador de la presencia de Cristo porque lleva en sí mismo el  misterio de la pasión, reúne en sí muerte y resurrección.

La Historia Universal muestra hombres que se comportan como fieras, monstruos de la humanidad; y con todo no sabemos si fueron arrojados al infierno; en cambio, hay un criminal ejecutado—el buen ladrón— de qu…