11 de Marzo de 2018. Domingo IV Cuaresma. Educar bien Jn 3, 14-21

11 de Marzo de 2018. Domingo IV Cuaresma. Educar bien Jn 3, 14-21 
Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea tenga por él vida eterna. Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no ha enviado a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en él, no es juzgado; pero el que no cree, ya está juzgado, porque no ha creído en el Nombre del Hijo único de Dios 

El Emperador José II de Austria decretó que los presidiarios fuesen empleados en los trabajos públicos. Una mañana, unos presos, limpiaban una plaza de Viena cerca de la Iglesia de san Esteban. Un ministro del Emperador los observaba desde su casa-palacio. Vio a un joven salir de la Iglesia, acercarse a un preso y besarle las manos. El ministro hizo llamar al joven y le recordó que no era correcto, ni ejemplar, acercarse y menos besar las manos de un preso. El joven estudiante le respondió con lágrimas en los ojos: “Señor, ese preso es mi padre”. El ministro se lo relató al Emperador, y éste mandó liberar al preso diciendo: “Un hombre que sabe educar a sus hijos de esta manera y se hace querer así, no puede ser un malhechor”. ¡Los hijos deben honrar a sus padres, por muchos defectos que tengan éstos!
- ¿Cómo educas a tus hijos?
- ¿Honras a tus padres, y más si son ancianos?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?