Aposento cerrado

Palabra de Dios

Jn 14, 1-6. En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Que no tiemble vuestro corazón; creed en Dios y creed también en mí. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino.» Tomás le dice: «Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?»  Jesús le responde: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida”.
***
Estáis en medio de un aposento cerrado y, por poquito que abráis la puerta o ventana, o por cualquier resquicio, por una teja quebrada, por una vidriera, se cuela un rayo de sol. Así Jesús, por cualquier vía por la que le deis entrada, por uno que veis morir, por una buena conversación, por una limosna que hagáis, luego se mete en el corazón.
No hay oficio ni estado, que no halléis cerca a Jesús. A los de Emaús. Que eran caminantes, se les aparece como caminante: el maestro, le halla en el templo como maestro: los que pescaban, como pescador: el ladrón, como ladrón en la cruz; la Magdalena le busca como hortelano, la samaritana, yendo por agua, en la fuente.
Buscadle cada uno en vuestro oficio, abrid una rendija en vuestro corazón y dejadle entrar, que Él os llenará de alegría y amor.
¿Tienes a Jesús como compañero de tu vida?

¿Tienes amurallada tu vida?
Julián Escobar.


Folleto completo Pascua de Resurrección, disponible en el blog

| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?