¡No seas como yo!

Palabra de Dios

Jn 3,31-36. El Padre ama al Hijo y todo lo ha puesto en su mano. El que cree en el Hijo posee la vida eterna; el que no crea al Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios pesa sobre él.
***
El amor todo lo excusa, todo lo cree, todo lo soporta. Juan es un juerguista, simpático y generoso. Y, sin embargo, ¡en qué medio familiar se desenvuelve!
Dos habitaciones para siete personas. El padre alcohólico. Dos hermanas más o menos prostitutas. Juan es un rayo de luz en medio de un cielo muy oscuro.
Cierto día le pregunté, en el transcurso de una conversación: 
- ¿Cómo es posible que hayas podido ser lo que eres con una familia como la tuya?
- Bien sencillo - me respondió -: una noche (tenía yo entonces ocho años) entró mi padre "bebido" como de costumbre. Le tenía yo, a la vez miedo y odio. Estaba durmiendo cuando alguien me despertó: era él. Lloraba a lágrima viva, apoyada su cabeza sobre la almohada, muy cerca de mí. "Juan - me dijo - no hagas como yo, que soy un desgraciado". Desde aquella noche quiero a mi padre tal como es; precisamente porque ha sido franco conmigo por una vez. Cristo sin duda me habló aquella noche.
¿Eres luz en medio de la oscuridad?

¿Eres oscuridad que vas apagando la luz en los demás?
Julián Escobar.


Folleto completo Pascua de Resurrección, disponible en el blog

| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?