Triste la soledad no querida

Palabra de Dios

Jn 6,1-15. Jesús tomó los panes, dijo la acción de gracias y los repartió a los que estaban sentados, y lo mismo todo lo que quisieron del pescado.
***
Un día me marché y andando, andando, perdí el camino hasta encontrarme sólo en una isla. Un palo era mi único compañero. Haré un espantapájaros, -me dije. A terminarlo me sentí satisfecho de mi obra.
Pero al pasar el tiempo fui descubriendo que no llegaba a ser compañero, era demasiado frío, no hablaba, ni reía, ni jugaba, ni lloraba.
Buscando el calor intenté hacer fuego, junté palos, hierbas secas y descubrí que el fuego nace del fuego y que la llama es más fuerte cuantos más palos haya en la hoguera.
También descubrí que la llama, a pesar de tener muchos palos, es una.
Todo esto me hizo pensar que también yo necesitaba de otros palos, de otros hombres para hacer nacer la ilusión, el calor y la alegría.
¿Desprecias a los demás?

¿Huyen los demás de tu compañía?
Julián Escobar.


Folleto completo Pascua de Resurrección, disponible en el blog

| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?