El emperador arriano y el príncipe heredero

Palabra de Dios

Jn 15,18-21. Si fuerais del mundo, el mundo os amaría como cosa suya, pero como no sois del mundo, sino que yo os he escogido sacándoos del mundo, por eso el mundo os odia.
***
Se sabe que la herejía arriana se difundió ampliamente en los tiempos antiguos del Cristianismo y que el mismo emperador Teodosio se mostró favorable a los arrianos. Un obispo, llamado Anfiloquio, queriendo dar a entender al emperador que se defraudaba el honor a Dios Padre, no dando honores divinos a Dios Hijo, solicitó ser presentado al emperador y al príncipe heredero al mismo tiempo. Apenas hubo entrado, hizo al emperador una profunda reverencia, mientras que al príncipe no le dijo más que «Buenos días». Se encolerizó Teodosio y le ordenó que rindiese a su hijo los merecidos honores, pero el obispo, sin turbarse, le respondió: «Gran Emperador: Vuestra Majestad no quiere que se defraude a su hijo el debido honor; pues tampoco puede agradar a Dios Padre que se nieguen a su Hijo Unigénito los honores divinos. Es más: el Padre exige que se tributen a su Hijo los mismos honores que a El mismo.» Y dichas estas palabras, tributó al príncipe heredero el honor debido. Estas palabras consiguieron su efecto, pues desde aquel momento el emperador profesó nuevamente la doctrina católica.
¿Le atribuyes tú más honores a los hombres o a Dios?

¿Sabes dar razón de tu fe?
Julián Escobar.


Folleto completo Pascua de Resurrección, disponible en el blog

| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?