La muerte de Arrio

Palabra de Dios

Jn 15, 12-17. Dijo Jesús a sus discípulos: “Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos.
***
Constantino el Grande, puso fin a las persecuciones de los cristianos y publicó el edicto dado en Milán en 313. Entonces surgió la herejía de Arrio, sacerdote de Alejandría, que decía que Cristo no era verdadero Dios, sino tan sólo criatura de Dios.
Se unieron al hereje sacerdotes y obispos. El Concilio de Nicea del año 425, contó con 318 Obispos, en presencia del Emperador Constantino. Defendieron la divinidad de Jesucristo, y establecieron como dogma de fe que Jesucristo tenía la misma naturaleza que el Padre, o que, según sus palabras, era consubstancial al Padre. Como Arrio no quiso someterse al Concilio, fue relegado al destierro por el emperador; pero mucho tiempo después, bajo el emperador sucesor de Constantino, que era favorable a los arrianos, consiguió el permiso de regresar del destierro. Mientras sus seguidores querían conducirle en triunfo por las calles de Constantinopla a la iglesia principal de la ciudad, Arrio palideció, se sintió enfermo y quiso retirarse un rato.
Tardando mucho en regresar, corrieron sus seguidores a darle prisa, pero le hallaron derribado en tierra y ya cadáver, con los intestinos fuera del cuerpo, lo mismo que el traidor Judas. Esta horrible muerte de Arrio fue atribuida por todos a castigo de Dios, menos por los arrianos, que quisieron explicarla por las artes mágicas de sus adversarios. Debemos creer firmemente que Jesucristo es el verdadero Hijo de Dios.
¿Crees firmemente que Cristo es igual a Dios?

¿Alimentas tu fe o tus dudas?
Julián Escobar.


Folleto completo Pascua de Resurrección, disponible en el blog

| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

EduaRdo ha dicho que…
Muy bueno! Sobre todo porque con esta publicación conocemos un poco de la historia de los dogmas. Saber que el Concilio de Nicea del año 325 afirma la divinidad de Jesús, es bueno para conocer la verdad de nuestra fe.
Gracias

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?