San Bernardo

Palabra de Dios

Jn 15,1-8. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en y yo en él, ése da fruto abundante.
***
San Bernardo, hijo de noble familia dotado de claro ingenio, se hallaba en la flor de la vida y, todo le sonreía. Pero se preguntó a sí mismo: ¿Cuánto podrán durar estas cosas? ¿Y por ellas voy a exponerme para siempre a perder mi alma?, Y resolvió entrar en la orden del Cister.
Trataron de disuadirle sus hermanos, pero él fue tan afortunado y elocuente, que llevó consigo a cuatro de sus hermanos, a un tío suyo y a otros treinta caballeros. Sucedió que el hermano mayor, al despedirse del menor de todos, Navardo, le dijo:
-Quédate con Dios: nosotros nos vamos al monasterio y te dejamos heredero de toda nuestra hacienda.
- ¿Cómo? - repuso Navardo - ¿vosotros escogéis el cielo y a mí me dejáis la tierra? No es buena partición.
Y los siguió al claustro.
San Juan Fischer, cardenal y obispo de Rochester (+1535), ya anciano y decrépito, fue condenado a muerte por Enrique VIII por no haber firmado lo que el rey, pretendía.
Al salir de la cárcel, escuálido y extenuado, tenía que esforzarse por andar: pero cuando vio el patíbulo, donde había de dejar la cabeza, arrojó el bastón en que se apoyaba, exclamando: ¡Andad, pies míos, que estamos muy poco distantes del paraíso!

¿Caminas hacia el Cielo o la tierra?

¿Obedeces antes a Dios que a los hombres?
Julián Escobar.


Folleto completo Pascua de Resurrección, disponible en el blog

| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?