Ser luz y sal por las almas

Palabra de Dios

Jn 16, 23-28. Dijo Jesús a sus discípulos: “En verdad, en verdad os digo: Si pedís algo al Padre en mi nombre, os lo dará. Hasta ahora no habéis pedido nada en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestra alegría sea completa”.
***
Un sacerdote católico, al darse cuenta de que los universitarios de color eran atraídos y conquistados por sectas no católicas y por masones, comprendió la necesidad de una labor exquisita y se dio a ella con todas sus fuerzas y con todos los medios a su alcance.
Muchísimo logró el sacerdote en este sentido. Tanto, que sus adversarios se alarmaron y escogieron un chino muy inteligente para que destruyera toda la labor del sacerdote.
El chino fue a este para que le instruyera en la religión católica, pero fue sincero desde un principio y le dijo claramente que él quería instruirse para así poderle atacar mejor y así poder destruirlo.
Puesta la confianza en Dios, se avino el sacerdote a este contrato. Pero en seguida fue a ver a una joven enferma y le suplicó que ofreciera todos sus dolores a favor de un chino. Cada día este iba a instruirse en la religión cristiana, cada día el sacerdote telefoneaba a la enferma y cada día aumentaban los dolores de esta. Un día, a una hora desacostumbrada, se presentó el chino y dijo:
Padre, no puedo más. Quiero recibir el Bautismo, quiero ser católico.
En seguida telefoneó a la casa de aquella enferma para comunicarle esta grata noticia, pero recibió esta contestación: “Acaba de morir”. Eso es ser verdadera luz del mundo y sal de la tierra.
¿Qué haces tú por la conversión de los no creyentes?

¿Crees en la comunión de los cristianos?
Julián Escobar.


Folleto completo Pascua de Resurrección, disponible en el blog

| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?