22 de junio de 2018

Manzoni fue a misa todas las fiestas mientras las fuerzas se lo permitieron. Un domingo de invierno sus familiares no le dejaron salir de casa porque se hallaba indispuesto. Le encontró un amigo, al mediodía, de mal humor.
¿Qué tiene, querido Alejandro?
- Los míos no han querido que salga para ir a misa con el pretexto del mal tiempo.
- Han hecho bien: podía costarle una enfermedad.
- Yo, en cambio, digo que han hecho muy mal. Suponga que me ha tocado un premio de la lotería y que caduca hoy el tiempo de cobrarlo. ¿Cree que me hubieran aconsejado que no fuera por él? ¿Y no es mucho más la misa?

- ¿Por qué motivos deja usted de participar en la Eucaristía?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

9 de mayo de 2020