Y perseguida.

En una audiencia dada a un colegio romano, preguntó el Papa Pío X a un seminarista:
- ¿Cuántas y cuáles son las notas que distinguen a la verdadera Iglesia de Cristo?
- Cuatro, padre santo: es una, santa, católica o universal y apostólica.
- ¿No tiene más que estas cuatro?
- Y romana, añadió el seminarista.
- Justo; pero ¿cuál es la nota más evidente? Todos callaron.
- Pues bien, voy a decíroslo: perseguida. Se lee en el evangelio: «Me persiguieron a mí y os perseguirán a vosotros.» La persecución es para los católicos el pan nuestro de cada día; ésta es la señal de que somos verdaderos discípulos de Cristo.
“La sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos”.
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

Cuaresma