2 de Julio de 2018 ¡Vive con alegría, no a lo loco!

Conducir cualquier vehículo con la cabeza embotada por cansancio, por el alcohol o cualquier tipo de droga, es muy, muy peligroso, para uno mismo y para los demás. Así les ocurre a los que van por la vida conduciendo sus vidas embotados por el orgullo, el placer egoísta, el dinero por el dinero o creerse superiores a los demás. La sencillez y la prudencia atrevida, oxigenan el día a día y evita accidentes de convivencia, ¿va usted por la vida a lo loco?
Julián Escobar.



Enlaces de interés:

| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?

24 de abril de 2020 Viernes II de Pascua

9 de mayo de 2020