10 de Agosto de 2018. Viernes ¡Los bienes los toman en común!

No fue Carlos Marx el que inventó el principio: “de cada cual según su capacidad y a cada cual según su necesidad”. Marx lo sacó del Nuevo Testamento, pero erró al pensar que ese principio podía imponerse por coacción política. Sus seguidores crearon un infierno humano. El ideal es bueno, pero el imponerlo a la fuerza es malo. Para los primeros cristianos “nadie consideraba suyo lo que tenían”, “se distribuía según la necesidad de cada uno”, pero por amor, por generosidad, no por la fuerza, pues “la medida del amor es amar sin medida”.
- ¿Comparte con los necesitados?
- ¿Ama sin pedir nada a cambio?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

Cuaresma