9 de Agosto de 2018. Jueves Una gota en el Océano

La Misericordia de Dios es un océano infinito de amor y perdón, y los pecados de las personas una gota de tinta negra. El agua del Bautismo nos limpió del pecado original, la Misericordia de Dios nos limpia de todos los pecados posteriores.
Como decía la Madre Angélica: “Estaba en la playa, vino una ola y el agua cubrió mis zapatos y una gota llegó a mi mano. Oí la voz del Señor que me decía: “Angélica, esa gota de agua representa todos tus pecados, todas tus imperfecciones y todos tus fallos. Échala en el Océano. El Océano es mi Misericordia. Ahora si buscas esa gota de agua, ¿puedes encontrarla? Cada día, cada minuto de cada día, echa tu gota de agua en el Océano de mi Misericordia. Entonces, no te preocupes, solamente esfuérzate con más empeño en ser mejor”.
- ¿Te zambulles en el Sacramento de la Confesión?
- ¿Te esfuerzas en ser cada día un poco mejor?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?