12 de Septiembre de 2018 ¡Noticia graciosa!

Una señora llevaba cada día fiambres exquisitos a la tumba de su perrito, en la firme creencia que por la noche salía de su tumba y se los comía. Un día, una hora después de dejar los fiambres regresó porque se había olvidado su paraguas. ¿Qué horroroso descubrimiento! El guarda del cementerio de perros, comía junto a la tumba los fiambres. La señora denunció al guarda. Un perro, cualquier mascota, por lo mucho que alegran y hacen compañía, merecen buen trato, pero sin caer en el absurdo. Lo normal es que quien trata bien a un animal tratará bien a cualquier persona.
- ¿Qué le parece a usted la noticia graciosa?
- ¿Cómo trata usted a los animales?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

Cuaresma