15 de septiembre de 2018 ¡Un premio raro!

En la ciudad italiana de Sena, de donde era Santa Catalina, una vez al año el pavimento de mármol de la catedral se cubre con planchas de madera. ¿Por qué motivo? Se celebra una carrera hípica y el jinete ganador recibe como premio entrar en la catedral montado sobre su caballo produciendo un gran ruido. Ante el altar, y montado en su caballo en actitud de saludo, permanece mientras dura el oficio divino. ¡El orgullo de ser el ganador, de ser un buen deportista! También nosotros somos deportistas en ir por la vida viviendo el Evangelio. “Cuando comáis, cuando recéis, cuando hagáis cualquier cosa haced todo a gloria de Dios” (1 Cor 10, 31).
- ¿Sobre qué caballo cabalgas por la vida?
- ¿Qué premio buscas por hacer el bien?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?