11 de Noviembre de 2018. Domingo ¡La trampa!

Los pigmeos de África usan un truco para cazar monos. Construyen una jaula con barrotes muy juntos, y dentro de la jaula ponen una hermosa banana. El mono mete su mano con esfuerzo entre los barrotes, pero cuando quiere sacarla no puede, su mano no tiene salida, ¡queda atrapado!
Quizás usted diga: “¡Qué tontos el proceder de esos monos!”.
Pero los humanos caemos en muchas trampas. Un porro no hace daño, pero ¿no es una trampa? Nos guste o no, nos aferramos como esos monos a bananas que nos hacen prisioneros. Se suele decir que “el hombre es el único animal que cae dos veces en la misma trampa”.
¿Lo cree usted?
¿Está usted prisionero de sus obcecaciones?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?