22 de diciembre de 2018

“…. Mi corazón está lleno de alegría a causa de Dios, mi Señor, porque ha puesto sus ojos en mí…” Lc 1, 46 -56
Diálogo del diablo con un monje: El diablo dice: “Tú te levantas temprano, yo nunca duermo. Tú ayunas, yo no como nada. Solamente no puedo hacer una cosa: ser humilde”. Y es que la humildad es la raíz de todas las demás virtudes cristianas. San Agustín compara la humildad con un árbol: abajo tiene las raíces, en lo alto eleva su copa. El que se humilla ante los ojos de Dios, al mismo tiempo se hace grande, porque Dios los colma de sus dones. La Virgen María e Isabel reconocen las gracias que Dios les ha concedido.

  • ¿Reconoces lo mucho que Dios te da cada día?
  • ¿Te cuesta ser humilde de corazón?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?