23 de diciembre de 2018. Domingo 4º Adviento

Al oír Isabel el saludo de María, el niño que llenaba en su vientre saltó de alegría. Isabel quedó llena del Espíritu Santo…”. Lc 1, 39-45
San Agustín tiene un libro titulado “De la lucha cristiana”. Y realmente, nuestra vida es una continua lucha, ¿contra quién luchamos? Antes se decía: “contra el mundo, demonio y carne”, pero contra el que debemos luchar es contra nosotros mismos, nuestros egoístas caprichos. Recordemos lo que nos dice el Apocalipsis (3, 15-16): “Conozco bien tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente!... estoy por vomitarte de mi boca”.
Si termina el Adviento y su corazón sigue cerrado a Cristo y a los demás, es que usted no es ni frío ni caliente.

  • ¿Se esfuerza cada día por ser un poco mejor?
  • ¿Va a alegrar en esta Navidad la vida de su familia?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?