1 de enero de 2019. Un nuevo año

¡Un camino nuevo a recorrer! Paso a paso o corriendo, tendremos que pasar por esos 365 días. ¿Qué estela dejaremos como señal de que por allí hemos pasado?
Un novelista sueco, Harry Laudex, solía narrar la historia de aquel anciano que encendía las luces de la pequeña ciudad. Apenas caían las sombras de la noche este anciano iba de poste en poste encendiendo los faroles. La ciudad era una sola calle, larga y estrecha. Llegado el momento el anciano se iba perdiendo en la lejanía de la calle, pero siempre se sabía el lugar por donde iba pasando ya que detrás iban quedando las luces encendidas.
- ¿Dejaremos luces encendidas por donde vayamos pasando?
- ¿Ofreceremos la Luz de Cristo hasta caer rendidos?
En una obra de Víctor Hugo, aparecen dos personajes en una aldea, “donde mientras uno encendía la luz el otro la apagaba”.
- ¿Iremos por estos 365 encendiendo luces de servicio, de entrega y de alegría; o nos dedicaremos a apagar sueños y proyectos de las personas que nos rodean?
- ¿Resplandecemos los cristianos en la oscuridad del mundo?
Piensa bien, pues el hombre termina siendo lo que piensa. En la salud, en la alegría, en la prosperidad, como en la adversidad o enfermedad, Dios te acompaña.
No vayas por la vida de aguafiestas de nadie. Dios es también Creador y Padre de los que te caen mal o te ofenden.
Seas como seas, vive con amor y todo cuanto hagas hazlo con amor. La lectura diaria del Evangelio te ayudará a conseguirlo. ¡Sé un encendedor de luces evangélicas!
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?