23 de febrero de 2019

El católico tiene que ser el corazón vivo, o el fermento, de cualquier sociedad. Lo puede ser si está convencido de que Cristo sigue caminando con y junto a cada persona. Lo puede ser sino se deja absorber por los remolinos paganos que tan fuertes sufre la sociedad. Lo puede ser si vive y expresa con orgullo su condición de católico, miembro que la Iglesia.
Dice san Pablo: “Mirad que nadie os engañe con filosofías falaces y vanas, fundadas en elementos del mundo y no en Cristo… estad llenos de Él, que es la cabeza de todo principio y potestad” (Col 2, 8-10).
¿Cuánto hay de cristiano en ti y cuánto de pagano?
¿Te dejas guiar más por el Evangelio o por las corrientes filosóficas de moda?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?