22 de marzo de 2019. Comediante

Mateo 21, 33-43. 45-46 Se os quitará el Reino de Dios para dárselo a un pueblo que rinda sus frutos». Al oír estas palabras, los sumos sacerdotes y los fariseos comprendieron que Jesús las decía por ellos y quisieron aprehenderlo, pero tuvieron miedo a la multitud, pues era tenido por un profeta.

Cuando Napoleón, en el año 1804, propuso a Pío VII, con palabras engañosas, sus planes, indignos de la Iglesia, el Papa le contestó con esta palabra:
- Eres un comediante.
- ¿Cómo?  exclamó el emperador, ¿Comediante yo? ¡Ahora sí que se acabó todo!
Cogió de la mesa, con rabia, un artístico mosaico que representaba la basílica de San Pedro y, echándolo a los pies del pontífice, rugió:
- Mira, viejo: así voy yo a hacer añicos tu reino.
El Papa se levantó con la misma solemnidad con que había entrado y abandonó la sala pronunciando una sola palabra:
- Y ahora eres un tragediante.
Y una tragedia fue en adelante el destino de Napoleón. El «viejo» vivía aún, cuando moría Napoleón en Santa Elena.
¿Sabes que a los humildes los enaltece Dios?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?