26 de mayo de 2019 Hallarle dentro de nosotros.

«Tomé la lámpara y, dejando la zona de mis ocupaciones y mis relaciones diarias, donde todo parece estar claro, me introduje en lo más profundo de mí, en ese abismo del que siento que emana todo mi poder de actuar. Pero, según me alejaba, más y más, de las certezas convencionales que iluminan superficialmente la vida social, me daba cuenta de que iba perdiendo contacto conmigo mismo. A cada paso que bajaba, se revelaba dentro de mí una persona nueva de cuyo nombre no estaba seguro y que ya no me obedecía. Y, cuando tuve que detener mi exploración porque el camino desaparecía bajo mis pasos, encontré a mis pies un abismo sin fondo del que fluía —sin saber dónde manaba— la corriente a la que me atrevo a llamar: mi vida» Teilhard de Chardin.
He venido para que tengáis vida; y la tengáis en abundancia. Juan 10, 10
Enfoca, en tu corazón —el centro de tu ser—, el «tesoro» de tu amor. Es el mayor don que Dios te ha hecho. Pon tu mano sobre tu corazón. Siente sus latidos, siente que la «vida» y el «amor» van siendo bombeados hacia cada fibra de tu ser.
Todos tienen, dentro de sí,
una buena noticia.
La buena noticia
es que, realmente, no sabes
lo grande que puedes ser,
lo mucho que puedes amar,
todo lo que puedes realizar,
y hasta dónde llegan tus posibilidades.
¿Qué noticia puede haber mejor que ésta? 
Ana Frank
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?