8 de mayo de 2019 Llenos del Espíritu.

«...Esta es la voluntad de mi Padre: que todo el que ve al Hijo y cree en Él tenga vida eterna …».
La actual catedral de San Pablo de Londres se alza sobre el sitio de una antigua catedral que quedó des-truida en el gran incendio de 1666. La nueva fue diseñada por Christopher Wren, y tardó casi 35 años en terminarse.
Se cuenta que, a punto de comenzar la construcción de la nueva catedral, Wren tomó una piedra de las ruinas de la vieja catedral, y quedó sorprendido al leer la inscripción que llevaba: Volveré a resurgir.
Jesús resucitó de entre los muertos. Los testigos de Jesús Resucitado manifestaron su convicción firme de que «estaba vivo». Una vez más, Cristo Resuci-tado compartió los secretos del Reino de Dios con sus compañeros más cercanos. Les confió la misión de llevar la «buena nueva» a todos los pueblos. Les prometió un «Abogado», el Espíritu Santo. Y des-pués subió al cielo.

«Este Espíritu de Jesús es Dios mismo. No un Dios lejano a quien nadie ha visto nunca, sino un Dios presente en nuestro mundo». (J. Neuner, S.J.).
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?