25 de junio de 2019

No seas un robot de tus manías, de tus tozudeces, de tus caprichos. Los malos hábitos impiden ver las cosas tal como son y de amar con sinceridad. Fíjese usted: sentir, ver, amar, buscar, reír y confiar. En estos caminos y senderos usted encontrará al Resucitado diciéndole: “¡Hace tiempo que te espero!”. “Mis heridas, los agujeros de los clavos, son las heridas que tú haces a los demás queriendo o sin querer porque no sigues el camino del Evangelio”. Una persona robot es una persona sin sentimientos, y las personas sin sentimientos son peligrosas.
Decía un padre del desierto: “Así como es imposible que veas tu rostro en el agua agitada, de la misma manera el alma, si no está libre de pensamientos extraños, no puede orar a Dios”.
¿Es usted un robot de sus manías? ¿Es usted una persona sin sentimientos? ¿Es usted un cristiano sin oración?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?