4 de junio de 2019 Como levadura en la masa.

Franco Zeffirelli, el conocido director de cine italiano, ha dirigido a muchos grandes actores: Lawrence Olivier y Elizabeth Taylor, entre otros. En cierta ocasión le preguntaron cómo se comportaban estas «estrellas» en el plató. Esta fue su respuesta:
«A todos los grandes actores les une un común denominador: necesitan atención, cuidados y un afecto especial por parte de la persona que los dirige. No son capaces de trabajar si sienten tensión, odio, aburrimiento o pereza. Nunca olvidaré lo que la soprano italiana Giulietta Simionato me dijo cuando hice mi debut como director en La Scala: "Franco, me estás dando tu inteligencia, pero yo necesito también tu corazón". Fue esta gran mujer y gran artista la que me enseñó a querer a los actores con los que trabajo».
Cuando contemplo el cielo
de innumerables luces adornado, y miro hacia el suelo
de noche rodeado,
en sueño y en olvido sepultado;
el amor y la pena
despiertan en mi pecho un ansia ardiente; 
despiden larga vena
los ojos hechos fuente,
hasta que digo al fin con voz doliente:
¡Morada de grandeza,
templo de claridad y hermosura!, el alma que a tu alteza
nació, ¿qué desventura
la tiene en esta cárcel baja, oscura?
¿Qué mortal desatino
de la verdad aleja así el sentido que, de tu bien divino
olvidado, perdido,
sigue la vana sombra, el bien fingido? Fray Luis de León
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?