15 de octubre de 2019

"el Señor le dijo: "Vosotros, los fariseos, limpiáis por fuera la  copa y el plato, mientras por dentro rebosáis de robos y maldades.   ¡Necios!... Dad limosna de lo de dentro, y lo tendréis limpio todo"
¿Qué es lo que nos preocupa: el ser o el  parecer?, ¿cumplir los ritos externos o la conversión y la pureza del  corazón?
Este pasaje es uno de los más duros del Evangelio: Jesús  desenmascara el mayor vicio con el que se enfrenta, la hipocresía revestida  de legalismo. Recuerdos libros como La dama de  blanco como el paradigma de la persona que tiene que sufrir esos que cumpliendo la mera letra de los preceptos, no cumplen su  espíritu: no se abren al amor de Dios y del prójimo, y bajo la apariencia de  honorabilidad, apartan a los hombres del verdadero fervor, haciendo  intolerable la virtud. Otras novelas que retratan  situaciones parecidas: Retrato de una dama, El idiota, La edad de la  inocencia, La letra escarlata, La regenta… A la  actitud de los fariseos que ponen su empeño, su religiosidad en el  cumplimiento de ritos, de normas exteriores, opone Jesús la actitud del  discípulo, que se esfuerza por la pureza interior, que pone lo esencial en el corazón. "Dar limosna de lo de dentro": ¿darse a  sí mismo, tu tiempo, tu interés?, ¿dar desde dentro, con el corazón, y no  sólo con apariencia exterior?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?