17 de octubre de 2019

«Vosotros no habéis entrado y a los que estaban por entrar se lo  habéis impedido»  (Lucas 11,47-54)
Si  queremos a los demás, estamos queriendo a Jesús. 
«Si los cristianos viviéramos de veras conforme a nuestra fe, se  produciría la más grande revolución de todos los tiempos... » (Surco 945).
Si yo,cristiano no doy buen  ejemplo, estoy cerrando la puerta a otros que podían haberte conocido y  amado... Si los cristianos viviéramos de veras conforme a nuestra fe, se  produciría la más grande revolución de todos los tiempos.
Pero recuerda que si eres todo para todos, pero te olvidas de  tí mismo, tu bondad no es plena. Imagínate que tu corazón es un manantial al que todos acuden a beber, que tu corazón es una fuente pública pero tu no bebes. ¿Qué te ocurriría?
Los dones que Dios nos ha dado son para ofrecerlos a los demás, pero disfrutándolos.
"Riega las calles con tu manantial, beban de él hombres y animales, sin excluir a nadie, pero bebe tú también del caudal de tu pozo, quien es cruel consigo mismo, ¿puede ser bueno con los demás? (S. Bernardo).
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?