31 de octubre de 2019

«Os aseguro que no me veréis  hasta que llegue el día en que digáis: Bendito el que viene en  nombre del Señor» (Lucas 13,31-35).

Jesús morirá por amor nuestro: «porque vine a servir y no a ser  servido. Yo soy amigo, y miembro y cabeza, y hermano y hermana y  madre: todo lo soy, y sólo quiero contigo intimidad. Yo, pobre por ti,  mendigo por ti, crucificado por ti, sepultado por ti; en el cielo, por ti ante  Dios Padre; y en la tierra soy legado suyo ante ti. Todo lo eres para Mí,  hermano y coheredero, amigo y miembro. ¿Qué más quieres?» (San Juan  Crisóstomo).

Las postales turísticas no representan bien lo que son las grandes ciudades. En ellas aparecen sus anchas avenidas, sus parques señoriales, sus nobles edificios, sus grandes arterias que se entrecruzan y luego se pierden por el enmarañado bosque de sus barrios periféricos... Pero las ciudades, sean grandes o pequeñas, se identifican sobre todo por sus gentes. Ellas son las que otorgan calidad humana al paisaje urbano. Gentes acogedoras, simpáticas, hospitalarias..., o lo contrario. La ciudad de Jerusalén, en tiempos de Jesús, poseía el encanto de sus edificaciones, principalmente el templo. En efecto, el templo había sido reconstruido y sólo contemplarlo producía fascinación: sus 180 columnas rematadas por capiteles corintios, sus numerosas puertas, atrios y, sobre todo, su santuario, con una colosal fachada de 30 metros de altura, adornada con mármoles y placas de oro. A todo buen israelita le entusiasmaba la idea de ir a Jerusalén, la ciudad santa. También a Jesús. Pero Jerusalén no era sólo su templo. Lo eran sus habitantes. Y éstos, a juzgar por las palabras del Señor, eran todo menos acogedores y dignos de confianza: “¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que se te envían!” (Lc 13, 34).
¿Somos cristianos amables acogedores?
¿Hacemos de la Iglesia un hogar para todas las personas de Buena Voluntad?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?