2 de noviembre de 2019. Fieles difuntos

Hoy recordamos a los fieles difuntos, es la celebración de la esperanza.
Entre los antiguos romanos había distintas creencias respecto al destino final del hombre. Conocemos inscripciones de algunas tumbas. Una decía: no existí, no existo, no me importa. Y es que quien no tiene esperanza, aunque su cuerpo viva él está muerto por dentro.
El papa Benedicto XVI, en la encíclica Spe salvi, recordaba esta otra fórmula: Qué pronto hemos caído de la nada en la nada. Reflejando el sentir de quienes vivían sin Dios y sin esperanza. 
R. Mogin, poeta del s. XX,  declaraba:
“Estamos sin noticias, sin noticias de esperanza; 
estamos sin noticias, sin noticias de amor; 
estamos sin noticias, sin noticias de Dios”.

El apóstol Pablo: “No queremos que os aflijáis como los que no tienen esperanza”.
Sin duda, la pérdida de hermanos en la fe, la de familiares, la de otras personas, produce aflicción; pero esta ha de estar templada e iluminada por una viva esperanza. La Pascua nos ha revelado a Dios como el que resucitó a Jesús de entre los muertos y el que resucitará a cuantos mueren en el Señor.

A la vez que recordamos a los hermanos que ya gozan de la presencia de Dios, a la vez que oramos por los fieles difuntos, alentamos nuestra esperanza en el Dios vivo y Dios de vivos. El poeta Novalis, respondiendo a una pregunta clásica, lo formulaba así:
“¿Que hacia dónde vamos? Siempre hacia casa”.
¿Consideras el Cielo tu casa?
¿Te aterra la muerte?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?