23 de noviembre de 2019

- La primera Bienaventuranza es: Los pobres de espíritu. ¿No es una desgracia ser pobre? Creo que la mentalidad de siempre ha sido la de la bienaventuranza de la riqueza. ¡Dichoso el que tiene mucho dinero! ¡El dinero todo lo compra! ¡Con dinero todo se obtiene! Siendo joven, con los amigos, cuando a alguien le decíamos: "¡qué pobre de Espíritu es tal o cual!", era un insulto y ahora...
- En la Biblia, el "pobre de espíritu" es el hombre honrado, piadoso y practica la justicia, que vive abierto a Dios y por Dios será recompensado aunque ahora sufra la opresión de los poderosos. En el A.T. la palabra "ami"=pobre o "anawin" = pobres, de "espíritu abierto a Dios" nada que ver con la pobreza sociológica. Las máximas:
Procura no hablar por hablar.
Guárdate de palabras inútiles.
¿Hablarías tanto si tuvieses que pagar por cada palabra?
Somos como esos árboles que están repletos de hojas, pero vacíos de frutos. Hay que hablar menos y obrar más y más prudentemente. ¿No le parece?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?