26 de noviembre de 2019

- Hambre y sed de justicia. ¿Y quién calma la verdadera sed y quién es el verdadero justo? ¡Dios! Por eso significa añorar el agua y la justicia (amor) de Dios. Los hombres se rigen por leyes, justas o injustas, pero Dios se rige por el amor. Los que son "oprimidos" serán recompensados por el Amor de Dios. Una de las injusticias que todos sufrimos es la desesperanza en la que hacemos caer a muchos al verse "aplastados" por nuestra indiferencia.
- ¿Le pago lo que manda a la "justicia" de los hombres o lo que me pide Dios, es decir, lo que necesita esa persona? El amor siempre está por encima de la justicia. Vamos a las máximas:
Señor, que siempre recuerde que perdonar es signo de grandeza.
Señor, que recuerde que la venganza es un signo de pobreza.
Señor, dame valor para disculpar y perdonar.
Si Dios fuera "sólo" justo con nosotros... ufff. ¡Pobres de nosotros! pero Dios es amoroso... su amor, y no nuestros méritos, nos salvan.
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?