29 de noviembre de 2019

- Los que trabajan por la paz,  es una buena Bienaventuranza. Quienes trabajan por la paz, para que haya paz entre las personas, en los hogares, en las naciones, actúa como Dios quiere, porque Dios es el Dios de la paz (Rom 15, 33; 16,20). Es importante ser generadores de paz y evitar toda clase de guerra y violencia.
- ¡Claro! Hay políticos guerreros, hay maridos y esposas guerreras, hay hijos guerreros... y hay jefes y empleados guerreros. Siempre vemos a los demás como culpables de "nuestras guerras", de nuestras tiranteces, pero "dos no discuten si uno no quiere". Vamos a las máximas:
Cuida tus pensamientos, terminarán siendo tus palabras.
Cuida tus palabras, terminarán siendo tus obras.
Cuida tus obras, terminarán siendo tus hábitos.
Ya sabe usted que hay que estar muy vigilantes con nuestros pensamientos, palabras y obras, pues si son tóxicas seremos corrosivos de la paz. San Francisco lo proclamaba y lo pedía a Dios: "Donde haya discordia, ponga yo paz". ¿Qué eres tú, paz o guerra?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?