8 de enero de 2020 multiplicación de los panes.

Con este mandato, se quiere significar, que si se está en una comunidad eclesial, ella se hace responsable del hermano hambriento. Con cinco panes y dos peces, lo que tenían los apóstoles, Jesús prepara el banquete para su pueblo.
 Este milagro es anuncio de la Eucaristía, pero ahí, si bien saciaron su hambre, no comprendieron el sentido fraterno que Jesús les quiso imprimir en todo su significado. Nosotros tenemos la oportunidad de hacer este milagro, cada vez que participamos en la Eucaristía, multiplicar el pan para el hermano que lo necesita. El amor de Jesús por nosotros se hace Pan de vida, nuestro trabajo entregárselo  a  ellos.  Teresa de Jesús nos invita a que alimentados por la Eucaristía sirvamos al prójimo: “No está el amor de Dios…sino en servir con justicia y fortaleza de ánimo y humildad” (V 11,13)
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?

9 de mayo de 2020

24 de abril de 2020 Viernes II de Pascua