5 de mayo de 2020

Martes IV de Pascua 
Texto del Evangelio (Jn 10,22-30
Si tú eres el Cristo, dínoslo abiertamente». Jesús les respondió:  «Ya os lo he dicho, pero no me creéis. Las obras que hago en nombre de mi Padre  son las que dan testimonio de mí (). Yo y el Padre somos uno.

Hoy Jesucristo se nos presenta con la afirmación más atrevida de todos los tiempos: Él y el Padre son uno. Se revela como Dios y como el Hijo del Padre-Dios. Nunca ningún líder religioso había esgrimido tal pretensión. Pero Jesús hace "obras" que sólo Dios puede realizar: actúa y habla como Dios. Su "obra" definitiva fue su resurrección por su propio poder.
Cada hombre tiene una imagen de sí mismo, pero en Dios es una Imagen infinitamente perfecta, tanto que es una Persona divina.

¡Qué reveladora fue la confesión de MIGUEL ANGEL, cuando dos días antes de su muerte, después de noventa años empleados en creaciones magníficas, hubo de exclamar: “Dos cosas hay que me pesan: el no haber cuidado más de la salvación de mi alma y el morir precisamente cuando empiezo a balbucear las primeras palabras en mi arte.” 

¿Qué es una persona sin esperanza? ¡Algo ya muerto!
Es como la planta que por falta de agua se ha secado.
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?

24 de abril de 2020 Viernes II de Pascua

9 de mayo de 2020