9 de mayo de 2020

Sábado IV de Pascua
Evangelio (Jn 14,7-14
Yo estoy en el Padre y el Padre está en mí 

Le dice Felipe: «Señor, muéstranos al Padre y nos basta». Le dice Jesús: «¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros y no me conoces Felipe?

Procedemos de Dios, y cada hombre, aunque no sea consciente, lleva el profundo deseo de volver a Dios, de reencontrar la casa paterna y permanecer allí para siempre. Allí se encuentran todos los bienes que podamos desear: la vida, la luz, el amor, la paz… San Ignacio de Antioquía, que fue mártir al principio del siglo segundo, decía: «Hay en mí un agua viva que murmura y dice dentro de mí: ‘¡Ven al Padre!’».

“Dormí y soñé que la vida era alegría, 
desperté y ví que la vida era servicio, 
serví y descubrí que 
en el servicio se encuentra la alegría” (Tagore).

Si quiere conocer a una persona fíjese en sus obras. 
Quien ama lo demuestra haciendo feliz a quien dice que ama.
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

21 de Enero de 2018. Domingo. ¿Qué es lo que usted más valora?

24 de abril de 2020 Viernes II de Pascua