29 de noviembre de 2020

¿Se necesita un terremoto espiritual en Europa, en el mundo entero, para que Cristo y la Iglesia vuelvan a ser un referente para las personas e instituciones? ¡No hacen falta terremotos espirituales! Hace falta cristianos valientes que vivan el Evangelio públicamente.

La lluvia torrencial no empapa la tierra y sí comete estragos. La llovizna persistente sí que empapa la tierra. Dios se hace presente en el susurro y no en los gritos. Si cada cristiano vivimos diariamente según los Mandamientos, aunque se sufra momentos de persecución, el cristianismo triunfará. ¡El triunfo de Cristo es el triunfo de los cristianos!

- ¿Por qué se odia a Cristo y a los cristianos?

- ¿Por qué son tan valientes para ridiculizar a los cristianos y callan barbaridades de otras cosas?

- ¿Son fuertes con los buenos y débiles con los fuertes?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

9 de mayo de 2020