21 de diciembre de 2020

¡Dichosos los que creen como la Virgen María!

María, la Virgen, antes de llevar en sus entrañas a Jesús, lo llevó en su corazón. Una madre que sólo lleva a su hijo en el vientre sin llevarlo antes en su corazón, está procreando, pero, ¿está siendo madre? Ernest Bersot, filósofo francés, escribió: “Muchas maravillas hay en el universo; pero la obra maestra de la creación es el corazón materno”. Y un corazón materno es tal maravilla, que prefiere morir por agotamiento antes de dejar de amar y servir a sus hijos. La Virgen “se puso a toda prisa… para ayudar a su parienta Isabel”. Sólo los corazones que saben amar y servir, como el de la Virgen María, entienden y siguen a Jesucristo.

- ¿Llevas a Cristo en tu corazón?

- ¿Te cuesta ayudar a los demás?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

9 de mayo de 2020