24 de diciembre de 2020

Paradoja Viviente

Como muy bien, pero tengo hambre porque hay un ser humano que está hambriento.

Bebo agua fresca, pero mi garganta está seca porque hay un ser humano sediento.

Puedo reírme, pero me salen lágrimas porque hay un ser humano profundamente triste.

Tengo un cuerpo sano, pero me encuentro mal porque hay un ser humano enfermo.

Tengo buena vista, pero me hallo en tinieblas porque hay un ser humano que está ciego.

Tengo una mente clara, pero se me van las ideas porque hay un ser humano que es ignorante.

Tengo amigos, pero me angustia la soledad porque hay un ser humano abandonado.

Tengo más de una casa, pero me siento a la intemperie porque hay un ser humano sin techo.

Busco la pureza, pero me siento culpable porque hay un ser humano atrapado en el pecado.

Soy libre, pero es como si mis ventanas tuviesen barrotes porque hay un ser humano encarcelado.

Me visto a la moda, pero pienso que me cubro de harapos porque hay un ser humano que está desnudo.

Disfruto la comodidad, pero no descanso porque hay un ser humano en gran necesidad.

- ¿Privará en ti la generosidad o el egoísmo?

- ¿Tratarás a todos con afecto y ayuda?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

Cuaresma

26 de Octubre de 2018. Viernes Portador de Jesús.