8 de diciembre de 2020

Felices los misericordiosos los que no buscan sus intereses personales y mundanos no buscan su verdad sino la verdad.

Ellos ven a Dios en cada acto, en cada persona.

Felices los constructores de la paz los que conocen y practican el diálogo como mejor arma ante cualquier dificultad los que trabajan en la promoción y construcción de la paz. Estos son los hijos de Dios.

Felices los perseguidos por amor a la justicia de Dios se saben instrumentos y no se vanaglorian. No hablan mal ni se escandalizan ante las dudas o contradicciones de los demás y le ayudan. Estos son los que viven con el Señor, y esperan su venida a todos los hombres.

Felices cuando digan toda clase de calumnias contra vosotros los que no pierden tiempo en explicaciones o preguntándose el porqué. “Cuando el mundo os odie recordad que primero el mundo me odió a mí” “Luchad y esperad, pues el Espíritu dará pruebas en vuestro favor”.

- ¿Eres Misericordioso?

- ¿Eres pacífico o violento?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

9 de mayo de 2020