21 de marzo de 2021

La felicidad no se encuentra dando vueltas.

Un cachorrillo le dijo a un perro viejo:

- He aprendido en un curso de filosofía que la felicidad es el colmo de la vida y que se encuentra en mi rabo. Desde entonces me dedico a perseguir mi cola; cuando consiga atraparla, tendré la felicidad.

El perro viejo contestó:

- Sí, eso también lo aprendí yo en filosofía. Pero después de muchos años que llevo persiguiendo a mi rabo, he notado que, cuando persigo a mi rabo, doy vueltas y vueltas y mi rabo se me escapa, y sin embargo, cuando continúo mi camino, el rabo me persigue. Así que he decidido que la felicidad no se persigue, hay que crearla. Quizás si compartimos la comida, saltamos y jugamos seamos felices.

- ¿Eres feliz cuando compartes?

- ¿Se puede ser feliz siendo narcisista?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

Cuaresma

26 de Octubre de 2018. Viernes Portador de Jesús.