27 de mayo de 2021

El Reino de Dios es para los valientes de espíritu. La “carne” puede ser débil, pero el espíritu, las convicciones religiosas, el deseo de ser bueno al estilo de Cristo, deben ser firmes y fuertes, y así colaborar a la “civilización del amor”. No sea usted como esas personas que deslumbran por su físico o palabras, pero hasta los mosquitos, si les pican, corren el riesgo de morir del veneno que corre por su sangre. ¡Valor para ser bueno y más cuando esté rodeado de malos!

- ¿Se considera valiente para manifestarse como cristiano?

- ¿Las adversidades le envenenan el trato con los demás?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

Cuaresma