9 de mayo de 2021

La riqueza no es mala; la avaricia sí. 

Una madre preguntó a Franklin porqué la avaricia produce grandes desventuras. Franklin cogió una manzana y se la dio al niño de esa señora, segundos después le dio otra, y otra… El niño, queriendo coger todas, no pudo y todas se le cayeron, y el niño se puso a llorar.
- ¿Ve, señora? Con una o dos su hijo las hubiera podido disfrutar y haber sido feliz, pero la avaricia…
Hay un refrán que dice: “la avaricia rompe el saco”, que equivale a: La avaricia ciega y tira al hombre al suelo por poner sobre él más peso que el que puede llevar.
- ¿Eres avaro, aunque lo disimules?
- ¿Disfrutas de lo que tienes o sólo aspiras a tener más?
Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

Cuaresma