17 de junio de 2021

Yo, Dios, te pregunto

La mayoría de los que hablan mucho saben poco, no tienen nada de sabios, y son poco inteligentes, pero, pero… saben jugar con las palabras.

- “Uno puede encender o apagar un ordenador con solo apretar un botón, pero, ¿quién o cómo se puede apagar a una cotorra? ¡No tienen botón y a no ser que seas mal educado que los dejes con las palabras en los labios y te marches, tienes que “aguantarlos”.

Llevaban a enterrar a una muerta. Pero oían los acompañantes hablar dentro del ataúd. Alguien preguntó:

- ¿Quién llevan en el ataúd? ¿No oyen que está hablando?

- ¡Ah! Es mi suegra. Murió ayer, pero aún sigue parloteando. No olvide usted que los vampiros matan chupándote la sangre, pero hay personas que te rinden o matan hablando. Mi pobre suegra es de éstas. Mientras no se le seque la masa gris del cerebro seguirá hablando.

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

Cuaresma