5 de Julio de 2021

¿Sabes cuál es la raíz de todos los vicios? El egoísmo, el cerrarse a los demás, el desinterés por el prójimo y centrarse sólo en uno mismo. El hijo pródigo lo tiene todo, pero en común con su padre y hermano y quiere romper toda relación con ellos, quiere “su parte” sólo para él. ¿Y qué ocurre cuando se queda sin anda? Cuando nos sentimos tristes necesitamos la comprensión de los demás, cuando estamos eufóricos… pasamos del estado de ánimo de los demás. Necesitamos que nos perdonen, y Dios siempre lo hace, pero ¿somos generosos y perdonamos?

- ¿Te preocupas por el estado en que se encuentran los demás?

- ¿Te crees con más derechos que los demás?

Julián Escobar.


| Lecturas del Día (+Leer). | Evangelio y Meditación (+Leer) |
| Santo del día (+Leer) | Laudes (+Leer) | Vísperas (+Leer) |

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sagrada Familia. Homilía.

Cuaresma